Polémica por la eliminación de las retenciones a las lanas

El senador nacional Alfredo González Luenzo, de Chubut Somos Todos, presentó un proyecto de declaración por el que solicita al Gobierno nacional que informe los motivos de la incorporación de la lana sin cardar ni peinar, conocida como sucia, entre los productos exentos de retenciones. El legislador entiende que así se afecta negativamente a las empresas procesadoras de lanas. La medida, adoptada en diciembre de 2015, apenas asumió Mauricio Macri, beneficia al sector del campo y productor de lana que, a diferencia del sector textil, plantea que no se vuelva al esquema anterior.

La decisión del Gobierno nacional de quitar las retenciones a las economías regionales, con el fundamento de implementar medidas efectivas en ayuda a los sectores productivos del campo y agro exportadores, generó en la práctica una puja de intereses entre los productores de lana y las procesadoras de la misma.
Incialmente, el gobierno había resuelto continuar con las retenciones sobre la lana sucia de exportación, reduciendo la quita de un 10% a un 5% pero luego, por un nuevo decreto, eliminó por completo las retenciones a las exportaciones de ese producto, algo que beneficia al sector lanero, pero dejó en grave situación a las empresas que, a través del cardado y peinado, incorporan valor económico a un insumo básico, como es la lana en bruto.
En su pedido de informes, el senador Luenzo afirma que en la provincia se encuentra el principal centro industrial lanero del país, concentrando el 90% de la capacidad instalada y en funcionamiento; e industrializando materia prima procedente de toda la región patagónica y de otras provincias y a partir de ello, junto al gobernador, busca dar una pronta solución al sector y revertir esta medida que actualmente pone en peligro los puestos de trabajo del sector textil.

PARA EL PRODUCTOR LANERO ESTA BIEN
Desde la Sociedad Rural de Comodoro Rivadavia se aseguró, ante consulta de El Patagónico: “de ninguna manera” se acompañará una revisión de la determinación sobre las retenciones y, si bien reconocieron, que la medida puede terminar perjudicando a los textiles, sugirieron que “lo que hay que hacer es buscar incentivos por otro lado, porque hoy los campos están en una situación crítica”.
El vicepresidente de la Sociedad Rural de Comodoro Rivadavia, Juan José Anglesio, argumentó: “el problema central es que tenemos poca lana, y que si le ponemos más impuestos o retenciones a los productores vamos a tener menos. Sabemos que la industria tiene un problema de competitividad, pero la solución hay que buscarla por otro lado”, advirtió.
En el mismo tono, el productor rural acompañó la necesidad de “plantear alternativas para el sector industrial” pero insistió en que “lo que hay que hacer es trabajar todos juntos, incentivando tanto a los productores como a los textiles, y esto no pasa por ponernos más costos a nosotros”, reiteró.
Para justificar su postura, el dirigente ruralista recordó que la Sociedad Rural impulsa “un plan ganadero provincial, por el cual se recomponga el stock, y se trabaje sobre campos abandonados, que hoy, según nuestros cálculos, llega entre el 20 y el 30% de la totalidad de los establecimientos dedicados a la producción de lana”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico