Policía también vincula a Saín con un asalto en una vivienda familiar

Matías Saín, quien llegó de Guaymallén, Mendoza, hace alrededor de dos años, se encuentra bajo prisión preventiva por un mes a raíz del fallido asalto del jueves contra un local de telefonía de la avenida Kennedy. La policía ahora lo vincula como sospechoso por otro violento asalto que el 8 de este mes cometió un solitario ladrón en una casa de la calle Juan de Dios Trevisán, en el barrio Industrial. En ese lugar, un hombre y su pequeña hija fueron amenazados con un cuchillo. El delincuente se llevó un televisor LED y otras pertenencias.

Pese a que Matías Ramón Saín (20) está bajo prisión preventiva a raíz del fallido asalto a un local de telefonía celular de Kennedy casi Estados Unidos, ocurrido el jueves 18 de agosto al mediodía, ahora la Brigada de Investigaciones además lo vincula con un asalto en una vivienda de la calle Juan de Dios Trevisán, del barrio Industrial, registrado el 16 de agosto.
Saín fue detenido el jueves tras una persecución de los propios damnificados y la policía. El imputado fue interceptado por efectivos de la Brigada en la calle Ignacio Rucci al 2.000 del barrio Máximo Abásolo cuando intentaba escapar a bordo de una moto.
En el local de telefonía estaba el dueño del comercio con su hija de once años y un grupo de amigos del propietario, cuando irrumpió un joven portando un arma de fuego y exigiendo dinero.
Al tiempo que pronunciaba amenazas, el ladrón cargó todo lo que pudo en una bolsa blanca. Allí introdujo teléfonos, tablets, las billeteras de las víctimas y el dinero de la caja registradora, entre otras cosas de valor. No obstante se vio imposibilitado de escapar porque la puerta de salida debía ser habilitada con un portero eléctrico para abrirla.
"Los voy a matar a todos y más vale que no llamen a la policía porque voy a volver", les reiteró y rompió el vidrio de la puerta para lograr ponerse en fuga.
Al detener a Saín, la policía le secuestró un arma de fuego calibre 22 con seis balas en su tambor, la bolsa con los teléfonos celulares, las billeteras y el dinero.
Según fuentes consultadas por este diario, Saín ahora es implicado también en un robo que habría cometido el lunes 8 de agosto en la calle Juan de Dios Trevisán en el barrio Industrial.
En esa vivienda un solitario ladrón irrumpió con un cuchillo de carnicero en mano y se llevó entre otras cosas un televisor LED, 10 mil pesos en efectivo y un teléfono celular. En el lugar amenazó a un padre y a su hija de 12 años.
También se trata de establecer si Saín participó en los robos agravados que ocurrieron durante la noche del martes 16 de este mes en los barrios José Fuchs y Roca en donde un delincuente despojó de los teléfonos celulares a dos adolescentes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico