Por año se pierden en Chubut alrededor de 3900 hectáreas de bosque

El 60 por ciento de los focos de incendios que se detectan presentan como origen "intencionalidad". Para el 2017 el panorama es poco alentador por el alto índice de sequía que afecta a la cordillera y la presencia de combustibles que presenta un máximo histórico. Con la firma de la emergencia ígnea se pretende preparar a brigadistas y bomberos para un ataque inmediato y eficiente de los primeros incendios de la temporada estival.

Esta mañana, la firma de la emergencia ígnea para la provincia del Chubut estuvo precedida por la presentación de un balance de la evolución que han tenido los incendios forestales en la cordillera. El coordinador de la agencia provincial de Manejo del Fuego, Rodrigo Robeta, señaló que para comprender las mejoras que presentará el anuncio se debe entender la situación en la que se encuentra la provincia respecto a los incendios forestales.

Embed

Acompañado de gráficos e imágenes, el ingeniero señaló que en la provincia se pierden en promedio 3900 hectáreas de bosque año a año por los incendios forestales, con unos 160 focos encendidos en distintos puntos. Estos valores, sin embargo presentan variaciones en las últimas 14 temporadas: "la cantidad de focos en los últimos años ha disminuido, no así la superficie afectada que tiene un comportamiento más errático", explicó.

"En las ultimas 14 temporadas, 97 mil hectáreas de nuestros bosques fueron afectadas, es un número importante porque representa un 10 por ciento de las tierras de bosque que tenemos en la provincia", lamentó el profesional.

En cuanto a las causas, Robato reconoció que en el 60 por ciento de los casos los incendios se generan de manera intencional. En la última temporada la segunda causa fueron las fallas en las líneas de tendido eléctrico por falta de mantenimiento.

OSCURO PANORAMA PARA EL 2017

En cuanto a la temporada que se aproxima, Robato explicó que existe una honda preocupación en la cordillera. "Estamos muy preocupados por la situación que se está viviendo en la cordillera a nivel de precipitaciones, los valores son contundentes y tenemos un 40 a 60 por ciento como déficit de precipitación este año. Los meses que llueven en la cordillera son los meses de otoño/invierno y esta temporada ha sido terriblemente seca. En el Parque Nacional Los Alerces cayeron 800 milímetros menos de agua".

La tendencia para el 2017 no implica mejoras, incluso indicó que el código de sequía meses antes de comenzar el verano ya mostraba valores alarmantes por encima de los valores que corresponden. Además, la cantidad de "combustible" generado en la zona se está acercando a máximos históricos.

"En este contexto va a ser crucial un ataque inicial, inmediato con todos los recursos disponibles podemos esperar que en algún momento tengamos que priorizar recursos, y por ende podemos esperar eventos de importancia", dijo.

OBRAS Y RECURSOS

Hoy se firmó la inversión para el desmalezamiento y limpieza de las líneas de media tensión. También en la remoción de elementos combustibles, esto es acumulación de vegetación seca propicia para la propagación rápida del fuego.

Embed

Además, instalarán reservorios de agua en Trevelin, Lago Puelo y El Hoyo además de tanques cisternas de emergencia en Carrenleufú, Corcovado y Cerro Centinela. También se concretará el mejoramiento de las pistas de Trevelin y Corcovado.

AUMENTO DE SUELDO PARA LOS BRIGADISTAS

"Decirles a los trabajadores Brigadistas que nos pueden llegar siempre con sus reclamos, vamos a aumentarles y equiparar con los guardafaunas de la provincia sus salarios", aseguró el gobernador Mario Das Neves.

Embed

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico