Por consejo médico Macri no irá a la cumbre de la CELAC

Por la fisura que sufrió en una costilla, la Unidad Médica Presidencial le desaconsejó efectuar durante su convalecencia viajes a lugares que se encuentren a más 2.400 metros sobre el nivel del mar, como el caso de la capital ecuatoriana.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, suspendió por recomendación médica su participación en la IV Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se desarrollará hasta el miércoles en Quito, Ecuador, y en su lugar viajará la vicepresidenta Gabriela Michetti.
A través de un comunicado oficial, el Gobierno nacional anunció que el Presidente no viajará a la Cumbre de la CELAC, dado que el director de la Unidad Médica Presidencial, Marcelo Ballesteros, recomendó que el jefe de Estado evite el traslado a la capital ecuatoriana, por lo que el país estará representado en la figura de la vicepresidenta Gabriela Michetti.
La comunicación oficial precisó que el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, recibió una carta firmada por el director de la Unidad Médica Presidencial en la que recomienda que Macri evite el traslado a Quito, donde estaba previsto que participe de la cumbre regional.
En la misiva, Ballesteros explicó que "debido al esfuerzo físico" realizado por el Presidente durante su participación en la Cumbre Económica Mundial de Davos, "junto al hecho de estar convaleciente de la patología traumática torácica que sufriera el 8 del corriente y que le impide realizar esfuerzos respiratorios, se desaconseja momentáneamente efectuar viajes a sitios que se encuentren a una altura de 2.400 metros o superior sobre el nivel del mar".
La capital ecuatoriana tiene una altura promedio sobre el nivel del mar de 2.700 metros.
"Debido a lo mencionado se desaconseja por el momento realizar el viaje que estaba programado a la ciudad de Quito", señala la recomendación.
El Presidente sufrió la fisura de una costilla el 8 de enero pasado mientras se encontraba jugando con su hija Antonia en la quinta Los Abrojos, lo cual lo obligó a guardar reposo y a utilizar una faja.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico