Por decreto de Macri, 21 mil policías federales pasarán a la Ciudad

El secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, confirmó que la Nación y la Ciudad de Buenos Aires "avanzan" en el traspaso de la Policía Federal a la órbita capitalina. Agregó que "hay un compromiso electoral".

El secretario de Seguridad Eugenio Burzaco confirmó que la Nación y la Ciudad de Buenos Aires "avanzan" en el traspaso de la Policía Federal a la órbita capitalina, y aclaró que trabajan para que este cambio no sea "un hecho traumático" o un "corte abrupto".
"Estamos trabajando junto con la Ciudad para el traspaso de la policía federal", dijo Burzaco en una entrevista con AM 950 Belgrano.
Agregó que "hay un compromiso electoral", y recordó que además es una iniciativa que "lleva muchos años en el caso del PRO".
Fuentes oficiales revelaron a la agencia NA que el traspaso de los efectivos llegaría acompañado por un decreto de Mauricio Macri -saldría publicado este lunes en el Boletín Oficial- que respalda la determinación y traslada los fondos para los gastos que tenga que afrontar la Capital Federal.
En ese sentido, continúa NA, pasarán los 15.000 oficiales y suboficales de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana, la totalidad de la Superintendencia de Bomberos, algunas áreas de la Superintendencia de Investigaciones, entre ellas robos y hurtos, y algunas de Policía Científica, para contabilizar el número total de 21.000 uniformados.
Burzaco señaló que para concretar este traspaso es necesario poder garantizarles a los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires "una buena seguridad", y a los miembros de la fuerza policial la conservación de sus valores, como sueldos y obra social.
Ya articulado y definido para que se ejecute desde enero, los policías federales que pasen a la órbita de la Ciudad no perderán su condición de federales (seguirán vestidos de azul, usarán los mismos patrulleros, se atenderán en el Hospital Churruca y tendrán la misma caja de retiros), mientras que los integrantes de la Policía Metropolitana continuarán igual.
Asimismo, los uniformados que fueron traspasados tendrán un jefe que vendrá de la Federal y la Metropolitana el suyo, que hasta el momento es Horacio Giménez.
Cada uno manejará a su fuerza y por encima de ellos habrá una especie de secretario de Seguridad que oficiará de nexo entre los jefes de las dos fuerzas y el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo.
"La Superintendencia de Seguridad Metropolitana, la de Bomberos y el resto seguirán igual que hasta ahora: tendrán un jefe, arriba, una especie de secretario de Seguridad y más arriba el ministro Ocampo.
"Queremos que el personal policial retenga las cosas que valora, su sentido de pertenencia, su obra social, tener un bue ingreso. Estamos buscando la fórmula de un traspaso no traumático", concluyó.
Los escalafones seguirán igual, habrá suboficiales y oficiales y seguirán ascendiendo como hasta ahora, pero con otras autoridades.
Y la Metropolitana tampoco sufrirá modificaciones", precisó la fuente consultada por Noticias Argentinas. Además, aclaró que una vez que se acomode el traspaso "seguramente se equipararán los sueldos de ambas fuerzas".
Por su parte, la Policía Federal continuará con el resto de las superintendencias y dependencias, pero más abocada a delitos federales, concluye Noticias Argentinas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico