Por el dengue incorporan nuevas preguntas para donantes de sangre

El Ministerio de Salud de la Nación divulgó consideraciones a tener en cuenta durante la selección de donantes de sangre en áreas de circulación del virus del dengue, chikungunya y zika, reforzando algunas preguntas al oferente para despejar la posibilidad de padecer la enfermedad, con lo que se ajustan los mecanismos de seguridad de la extracción y transfusión.

Las consideraciones del Ministerio de Salud se dan en el marco de las campañas de verano que se llevan a cabo en los hospitales para contar con más donantes voluntarios frente a la falta de plasma y de dadores, y debido al incremento de accidentes en la temporada estival.
En la encuesta predonación, la cartera sanitaria incorporó preguntas referidas a si la persona "tuvo fiebre, dolores articulares, erupción en piel y/o conjuntivitis o le dijeron que podría padecer dengue, infección con virus chikungunya o zika en los últimos diez días" y en el caso de que la respuesta sea positiva se plantea "diferir (la donación) por cuatro semanas a partir de la curación".
Otras preguntas son si "visitó lugares con brotes de dengue, chikungunya o zika en las últimas cuatro semanas" y "si vive en una zona con presencia de esos virus, conoce y/o convive con personas que fueron infectadas en los últimos diez días".
Si las respuestas son afirmativas, la cuarta pregunta es "si fue picado por mosquitos o piensa que pudo haber sido picado" y si el presunto donante dice que si, entonces no sacar sangre y "diferirla por cuatro semanas".
A su vez, se establece hacer un control estricto de temperatura previo a la extracción de sangre, y luego de realizarse, se solicita al donante que informe sobre cualquier síntoma de enfermedad durante la siguiente semana a la donación.
"Después de donar si hay fiebre, es importante comunicarse para descartar la donación, porque quiere decir que podían estar incubando la enfermedad", aseguró a Télam Gabriela Dabusti, titular de la Asociación Argentina de Hemoterapia e Inmunohematología (AAHI), desde donde se lanzaron campañas de donación de sangre en todo el país para contar con más donantes voluntarios durante los meses de verano.
La especialista hizo hincapié en las medidas preventivas y las consideraciones divulgadas por el Ministerio de Salud.
Al mismo tiempo, remarcó la necesidad de profundizar la concientización para la donación de sangre, debido a la falta de dadores en los últimos meses en el sistema de salud de todo el país que produjo una situación crítica.
"Necesitamos donantes, todos los días; voluntarios, repetitivos y habituales", afirmó Dabusti, tras enfatizar que "estamos alertas con respecto al dengue y repreguntando si tuvieron fiebre, hay que reforzar la entrevista".
Frente a la crítica situación en los bancos de sangre, dijo que "si logramos que la sociedad tome conciencia de que se necesita sangre en los hospitales de todo el país y las personas donan dos veces por año, el stock de hemocomponentes será más que suficiente".
A la falta de donantes durante el año, se suma la particularidad del verano en que una gran parte de la población se traslada a distintos centros turísticos, generando en sus lugares de origen una disminución de los donantes en instituciones de salud, en tanto en los destinos temporarios se produce una mayor necesidad de sangre.
A su vez, en verano se incrementa significativamente el número de accidentes viales, "por lo que debemos contar con actos solidarios de donación de sangre extras", tanto en los destinos turísticos como en las instituciones de todo el país, destacó la especialista.
En este marco, recordó que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) plantea que "no es el paciente quien necesita sangre, es el país".
La donación de sangre solo lleva unos minutos de tiempo y no produce molestia alguna, aclaró al enfatizar que "un donante puede salvar la vida de tres o más personas. Las cirugías, los trasplantes, los tratamientos oncológicos, las hemorragias por parto, no se toman vacaciones".
La AAHI invitó a quienes deseen colaborar y destacó que sólo deben acercarse a cualquiera de los centros de hemodonación o entidades de salud del país y donar su sangre de forma espontánea y solidaria, para lo cual debe tener entre 18 y 65 años, llevar el DNI y no necesita estar en ayunas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico