Por el homicidio de Lucas Díaz declararán 30 testigos

A pocos días de cumplirse un año del crimen del "Chino" Díaz, mañana comienza el juicio por homicidio simple que tiene como único imputado a Sebastián Cárdenas. La familia de Díaz se manifestó confiada sobre la cantidad de pruebas y testimonios que señalan al presunto homicida.

Mañana a partir de las 09:30 comienza el juicio por el crimen de Lucas "el Chino" Díaz. El caso caratulado como "homicidio simple" tiene como único imputado a Sebastián Cárdenas, un hombre conocido en la zona norte de Comodoro Rivadavia por sus andanzas en Km 5.

La primera persona en declarar durante la jornada del juicio será su hermana Diana Díaz, quien además es querellante en el caso representada por el doctor Sergio Romero. Cárdenas, por su parte, está representado por el abogado Guillermo Iglesias.

El debate en las oficinas judiciales esperan que sea ampliamente acompañado por amigos y compañeros de Díaz quienes marcharon y pidieron justicia desde octubre de 2015.

Los fiscales, Camila Banfi y Cristian Olazábal, tienen previsto presentar una nómina de 30 testigos del homicidio. "Por eso nosotros llegamos con grandes esperanzas porque esta persona (Sebastian Cárdenas) que estuvo implicado en varios homicidios de Comodoro Rivadavia siempre quedó impune por falta de testigos, pero en este caso tenemos testigos, fue reconocido en rueda de reconocimiento, podemos probar que es el único culpable de arrebatarle la vida a mi hermano", comentó Diana esta mañana a El Patagónico.

La familia de Díaz, a pocas semanas de cumplirse un año del homicidio, espera el juicio "para que se terminen las mentiras y estrategias que teje este hombre con su abogado Guillermo Iglesias, nosotros queremos que cumpla con la cárcel y se terminen estas burlas que impiden que se sane este dolor que llevamos a flor de piel".

SOLO UNA PUÑALADA

Los primeros minutos del 26 de octubre de 2015 marcaron a la familia de "Chino" Díaz para siempre. Según advierte la acusación de Fiscalía Díaz discutió con Cárdenas al interior del bar "Los Troncos", sobre la calle San Martín, casi Patagonia, en el barrio Newbery.

El motivo de la discusión habría sido el precio de la cerveza, con los ánimos exacerbados , el imputado extrajo un cuchillo de entre sus prendas y le asestó una certera puñalada ala altura del corazón.

Producto de la contundencia de la lesión, Díaz murió en cuestión de minutos , luego su cuerpo fue arrastrado varios metros afuera del bar hasta el lugar donde fue hallado por la policía. Una prueba científica determinó que la víctima fue ultimada dentro del local nocturno al hallarse rastros de sangre en el piso que fue limpiado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico