Por la gran cantidad de pozos, los autos transitan por la banquina

Vecinos que deben transitar a diario por el camino a Km 11 aseguran que "es un desastre" y que solo hay un tramo de asfalto que igual se encuentra en pésimas condiciones. Reclaman desde el 2011 una respuesta cuando se produjo un accidente que se cobró la vida de una joven voluntaria del ejército.

"Es una vergüenza la entrada al Regimiento. No puede ser que nadie haga nada, ya no se puede transitar", manifestó Pablo Caudet, un vecino que vive en la zona hace unos 20 años y aseguró que "nunca han hecho nada".

Son reiterados los reclamos respecto del estado en el que se encuentra el camino a Kilómetro 11, en la zona de la escombrera, donde hay una gran cantidad de pozos en una zona que es de ripio y solo hay asfalto en un tramo de 1 kilómetro pero igual se encuentra en pésimas condiciones.

"Cada 20 metros tenés que esquivar un pozo. Hay una escuela y un jardín, va mucha gente todos los días y los autos transitan por la banquina", aseguró Pablo a El Patagónico.

El vecino pidió una solución inmediata: "es preferible que saquen el poco asfalto que hay porque está destruido".

987.jpg

UN RECLAMO QUE VIENE DEL 2011

El 14 de agosto de 2011, Mónica Payalef de 21 años, soldado voluntaria iba a las 7.30 a cubrir su guardia en la Compañía de Comunicaciones 9 ubicada en el Regimiento de Infantería de Km 11 cuando fue atropellada por el interno 218 de la empresa CAPSA, que conducía Mariano Pichiman, quien cortaba camino por Próspero Palazzo para ir a la zona norte.

La joven –oriunda de Trelew- falleció en el lugar a raíz del impacto. En el lugar del accidente se levantaron rastros de unos 35 metros de frenada. La camioneta fue secuestrada y Pichiman fue demorado en la comisaría de Kilómetro 8 donde luego de ser sometido a un dosaje sanguíneo fue dejado en libertad.

Los compañeros de Payalef reclamaron en aquel entonces la "urgente" iluminación del camino que une Kilómetro 9 con Standart y el barrio militar, como así también su reparación y bacheo. Es que como Payalef, decenas de soldados de la zona norte de la ciudad se dirigen caminando a la guarnición militar en medio de la oscuridad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico