Por los 25 milímetros de lluvia caídos evacuaron a 8 familias en el Abásolo

Habitantes del sector conocido como Eva Duarte fueron evacuados ayer a la tarde después que sus viviendas se anegaran y por el peligro que representa una lluvia de esta magnitud en una zona donde abundan los cables de alta tensión y de caños de alta presión de gas. Defensa Civil asistió también a 40 familias de otros sectores, principalmente con nylon, leña y colchones. Se espera que hoy termine el temporal en horas de la tarde.

Después que en junio llovieran solo 2 milímetros, Comodoro Rivadavia registra desde la madrugada del miércoles una persistente precipitación. Según confirmó a este diario el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), hasta anoche habían caído alrededor de 25 milímetros.
La lluvia más intensa se registró durante la madrugada y la mañana de ayer. La Secretaría de Seguridad del municipio, área de la cual depende Defensa Civil, confirmó que se registraron un total de ocho evacuados, todos del barrio Máximo Abásolo. A la vez, más de 40 familias fueron asistidas, principalmente con nylon, leña y colchones, confirmó Antonio Zúñiga, titular de esa cartera municipal.
Roberto Varela, presidente de la vecinal del barrio Moure explicó que la evacuación de estas familias, que habitan en el sector conocido como Eva Duarte, se produjo por su ubicación, en proximidades a cables de alta tensión y caños de gas, lo que lo convierte en un terreno peligroso.
"Hay gente que está en zona de riesgo. Todo el mundo sabe que cuando se mojan los cables de alta tensión es un peligro y hay casitas muy precarias, algunas prácticamente pasadas de agua y en la parte de abajo hay caños de alta presión de gas", explicó el vecinalista. Graficó que por el agua "llegan a humear los cables. Puede ser mortal", advirtió.
De esa forma, en horas de la tarde las familias fueron trasladadas al Gimnasio Municipal 3, que se encuentra en el mismo barrio y dispone de un albergue, que en más de una oportunidad ha sido utilizado para este tipo de emergencias.

PREVENCION
Más allá de estos inconvenientes, y otros que se produjeron en Astra y Bella Vista Norte donde una familia sufrió el anegamiento de su casa por el desborde de un arroyo que se formó con la lluvia, el temporal no causó consecuencias de la magnitud de otras tormentas.
El municipio había realizado un trabajo preventivo con la limpieza de los canales evacuadores y las bocacalles, lo que evitó el colapso del sistema de desagüe.
Incluso el intendente Carlos Linares se sumó al recorrido de los equipos de emergencia para supervisar la situación.
Así en los barrios de zona sur solo el barro fue el principal obstáculo a sortear, afectando principalmente a aquellas zonas más carenciadas, con algunas calles anegadas. La situación se repitió en sectores de zona norte, como barrios Médanos, Mosconi, Saavedra, y los kilómetros 12 y 14, entre otros.
El mal tiempo afecta a toda la región. El Servicio Meteorológico Nacional había emitido durante la noche del miércoles un alerta por precipitaciones persistentes que hasta hoy afectarán el este de Chubut y el este de Río Negro.
El SMN indicó en su parte que "lluvias, lloviznas y chaparrones de variada intensidad afectarán la región al menos hasta la tarde o noche del viernes".
Además, el organismo meteorológico advirtió: "se estiman precipitaciones totales entre 20 y 50 milímetros, durante este período, esperándose los valores más altos en los sectores costeros."

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico