Por primera vez en 12 años las familias suspendieron la compra de lácteos

De acuerdo con el documento de Kantar Worldpanel, los hogares argentinos en 2016 marcaron un momento histórico. Fue el año de los últimos doce que se redujo el tamaño de las compras básicas e imprescindibles para las familias. En este contexto difícil para los hogares se suspendieron las compras de leche y otros lácteos, mientras que aumentó la adquisición de pastas.
El informe estimó además que en 2016 se consumió menos de todo. Siete de cada diez categorías perdieron volumen. El sector que más se contrajo de la canasta fue el de los lácteos.
El 80% de los hogares redujo su consumo en 2016. Sólo la clase social del nivel alto-medio pude seguir comprando. El resto de la pirámide realizó ajustes: los estratos medio-bajo y bajo inferior hicieron compras más chicas mientras que los niveles bajos visitaron menos veces los supermercados.
Con relación a este último dato, en la firma indicaron que la compra cayó por primera vez en 12 años en el tercer trimestre (-2%) y volvió a registrar una contracción de -3% en cuarto trimestre. En este período, medido interanualmente, una de cada dos categorías de la canasta básica registraron compras de menor volumen. La razón es obvia: menos unidades en cada visita al súper.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico