Por primera vez la vacuna se aplicó en Chile

En 1927, en Francia se comenzó a buscar una vacuna para prevenir la hidatidosis. En 1970 se creó la primera vacuna extractiva en Nueva Zelanda y diez años después en Australia la recombinante. Fue recién en 1995 cuando se comenzó a trabajar en Argentina en una vacuna experimental, gracias a una investigación que nació en Chubut de la mano del veterinario e investigador Oscar Jensen, quien recientemente participó de la primera aplicación que se realizó en Chile.
La vacuna EG95 es la primera contra un parásito que afecta al humano y es considerada la "zoonosis parasitaria" de mayor prevalencia en ambos países. Su primera aplicación en Chile se realizó en la localidad de Balmaceda, en el marco de un programa de control en el mundo y producida por un laboratorio argentino.
El predio Miraflores, ubicado en el sector de Cerro Galera Chico de la XI Región de Aysén fue el lugar elegido. De esta forma la división Protección Pecuaria Regional, del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) dio inicio al programa de control que abordará en un primer momento a un total de 4.000 ovinos en 30 rebaños, distribuidos en la localidad de Balmaceda y El Maitén, en la comuna de Cochrane.
El ciclo de la Hidatidosis se conoce desde 1853. Sin embargo sigue siendo un serio problema socioeconómico que afecta la salud de los pobladores rurales y deteriora la producción ganadera.
Con educación sanitaria, el control de faena y la desparasitación periódica canina, teniendo al perro como actor principal, en algunos países fue posible erradicarla, algo que no se ha logrado en la Patagonia argentina y chilena, y que ahora sueña con concretarse a partir de este trabajo de control.
Según se informó, en los próximos meses se iniciarán programas similares en otras regiones de Chile y también en Argentina y Perú. La vacuna tuvo sus primeros ensayos en 1995 de la mano del veterinario Jensen, quien trabajó junto al bioquímico Eduardo Fernández, el veterinario Jorge Iriarte y el médico Jorge Lago, del Ministerio de Salud de Chubut. Tras 15 años, dejó de ser una vacuna experimental para convertirse en una realidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico