Por quinta vez le rechazaron la domiciliaria a Nadia Kesen

Un tribunal colegiado revisó ayer la prisión preventiva de Nadia Kesen y Miguel Angel González, imputados por el homicidio de Domingo Expósito Moreno. Fue a pedido de la defensa, desde donde se sostuvo que existen avances en la investigación que "desvanecen el posicionamiento fiscal". Sin embargo, los jueces negaron cualquier tipo de morigeración.

La audiencia de revisión de la prisión preventiva de Nadia Kesen y Miguel Angel González se llevó a cabo ayer en los términos del artículo 236, tal como lo solicitó el abogado particular, Guillermo Iglesias.
A tal efecto, la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia designó a los jueces Américo Juárez y José Rago para completar el tribunal de la quinta revisión a la que fue sometida la imputada.
La parte acusadora fue representada por el fiscal general, Adrián Cabral, y la funcionaria, Patricia Rivas, mientras que Carolina Gayá -última pareja de Domingo Expósito Moreno- y los padres de la víctima fueron representados por el abogado Sergio Romero.
Tras identificar a las partes, el presidente del tribunal le ofreció la palabra a la defensa, ocasión en la que Iglesias le repasó el caso a Rago porque no había estado antes en una audiencia sobre el caso, a diferencia de Juárez.
"Hay una serie de inconsistencias", sostuvo el abogado y afirmó que en este mes y medio de investigación "surgieron avances que debilitan el posicionamiento de la Fiscalía".
Si bien aclaró que no pretende que los acusadores modifiquen sus hipótesis, privilegió la prueba producida hasta el momento y que figura en el expediente judicial. Indicó además que existen dos imputados en libertad y que el presunto "autor material (Gonzalo Velásquez, a quien imputó la Fiscalía) tiene permiso para salir a trabajar".
En otro tramo de su presentación, el defensor realizó aclaraciones sobre los mensajes intercambiados entre Sergio Solís -imputado de coautor intelectual- y Miguel Angel González, considerado coautor de homicidio doblemente agravado.
En resumen, reiteró el pedido de prisión domiciliaria para Nadia Kesen (imputada como autora intelectual del crimen del ciudadano español) y González, con salidas laborales para este último. Y de manera subsidiaria, sólo salidas laborales para González.

EN CONTRA
A su turno, el fiscal Cabral se opuso a cualquier tipo de morigeración y reconoció que se tomaron dos entrevistas en la Fiscalía, a la que se suma la declaración de Velásquez ante la juez natural, mientras que los datos aportados están siendo corroborados. No obstante, entiende que se mantiene el peligro de fuga por las características graves del hecho y la pena que se espera como resultado del proceso.
En coincidencia con el fiscal se expresó el representante de la querella, quien entiende que la información aportada en las nuevas entrevistas no hacen más que confirmar la hipótesis inicial, donde se le atribuye a Kesen un papel clave en el homicidio. Por ello, rechazó cualquier tipo de morigeración y pidió que se mantenga la prisión preventiva de ambos.
Luego de un cuarto intermedio, el Tribunal resolvió confirmar la resolución de la juez Raquel Tassello en todos sus términos, manteniendo la prisión preventiva de los imputados hasta que finalice la investigación.
Por el asesinato de Expósito están imputados Nadia Kesen, por el delito de homicidio doblemente agravado por haber sido cometido contra una persona con la cual mantuvo una relación de pareja y por promesa remuneratoria, en calidad de autora intelectual; Sergio Solís -pareja de Kesen-, por homicidio agravado por promesa remuneratoria en calidad de autor intelectual; Gonzalo Sebastián Velásquez, por el delito de homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego, cometido con alevosía y promesa remuneratoria, en calidad de autor; Miguel Angel González, por el delito de homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con alevosía, con el uso de arma de fuego, en carácter de coautor y en subsidio, fue imputado como partícipe necesario; Leandro Masquelet, por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de partícipe secundario; José Gabriel Herrera, por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de partícipe secundario y Santiago David Igor, por encubrimiento en carácter de autor.
Expósito fue asesinado en la noche del 25 de junio de 2014. Un "sicario" lo sorprendió cuando ingresaba a la casa que alquilaba en el barrio 13 de Diciembre y lo acribilló. El crimen generó conmoción internacional ya que el ciudadano español se había radicado en esta ciudad para luchar por la restitución de la hija que tenía con Kesen.
La pequeña nació en España y a él lo mataron cuando faltaban cinco días para que volvieran los tres a Andalucía, donde se iba a discutir la tenencia judicial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico