Por tercer día consecutivo el SOUCCh estuvo en la ruta

Los referentes del Sindicato de Obreros Unidos de la Construcción de Chubut esperaban respuestas del Gobierno provincial, luego de cumplir el tercer día de protesta en la Ruta 3 reclamando el inicio de las obras de ampliación del puerto por parte de la empresa Dragados y Obras Portuarias SA.

Ayer se cumplieron tres días desde que los trabajadores afiliados al Sindicato de Obreros Unidos de la Construcción de Chubut (SOUCCh) iniciaran una medida de fuerza sobre la Ruta 3, en reclamo del inicio de las obras de ampliación del puerto de Comodoro Rivadavia.
Luego de que el primer día cortaran un carril de la ruta y el segundo instalaran un precario campamento, ayer decidieron endurecer las medidas e interrumpir el acceso a la estación portuaria.
Por eso a partir de las 15, cada 30 minutos, interrumpían el tránsito por 10 minutos, provocando dificultades para los choferes de Patagonia Argentina que trasladaron las unidades de la terminal ubicada en el sector hasta la Plaza de las Naciones.
Por entonces los obreros esperaban tener respuestas del Gobierno provincial, ya que de lo contrario hoy endurecerían las medidas, según confirmó Julio Coñocar, secretario adjunto del gremio de la construcción que no cuenta con reconocimiento de personería a nivel provincial, tal como ha dicho más de una vez el secretario de Trabajo, Marcial Paz.
“Todavía no hay nada. Seguimos esperando novedades para hacerlas públicas, pero si no hay respuestas vamos a tener otra asamblea y veremos cómo sigue porque se van a ir endureciendo las medidas", advirtió.
Según explicó Coñocar, una de las posibilidades es cortar la Ruta Nacional N°3, aunque no se desea llegar a esta instancia, teniendo en cuenta que hasta ahora el reclamo ha sido pacífico y sin interrumpir el paso de vehículos.

PAN Y MATE
CONTRA EL FRIO
Ayer las gestiones para destrabar el conflicto continuaban asiduamente. Por la mañana la conducción del gremio mantuvo un encuentro informal con funcionarios, donde se planteó la problemática. Además, continuaron los contactos con el vicegobernador, Mariano Arcioni, quien el domingo se habría comprometido a darles una respuesta.
Mientras tanto, en la Ruta 3 los trabajadores se dividían por turno para cubrir el piquete. Para soportar el frio de la jornada montaron una precaria carpa de nylon, donde una fogata era utilizada como calefacción y también para calentar la pava y cocinar el pan que uno de ellos amasaba.
Desde el sindicato aseguraron que se quedarán hasta que tengan una respuesta. Es que como dice José Luis Muñoz, vocal titular del gremio, “los tiempos de los obreros no son los mismos que los de la empresa. Los muchachos tienen familia, necesitan llevar un plato de comida a la casa; por eso hay que tener los pies sobre la tierra y aguantar", sostuvo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico