Por tercera vez suspendieron la audiencia preliminar por el homicidio de Néstor Vázquez

En el mes de marzo se fijó la primera fecha para la audiencia preliminar, desde entonces la ausencia de uno de los imputados impide que el acto judicial se concrete, poniendo trabas a la elevación a juicio de la causa. Hoy "El Gallo" Vera volvió a faltar y se prorrogó la audiencia hasta el lunes 27 de junio.

La familia de Néstor Fabian Vázquez se presentó una vez más ante el juez Jorge Odorisio, con expectativas de que hoy salga a la luz si se eleva a juicio la causa que tiene como imputados a Misael Henríquez, Miguel Baeza (ambos detenidos) y Claudio "El Gallo" Vera, quien permanece en libertad y cumple un rol como dirigente del gremio de la construcción. Sin embargo, la audiencia debió suspenderse por su ausencia.

"Esperamos por más de una hora la llegada de Marcelo Vera y aunque su abogado el doctor Fuentes decía que estaba en camino, nunca llegó", lamentó la madre de Váquez, Olga Cañupán en diálogo con El Patagónico. El juez decidió retomar la audiencia en un plazo de cinco días hábiles, el lunes 27 Vera deberá estar presente o será buscado por la fuerza pública.

"Esto es terrible, esto da bronca porque hacen lo que quieren con la justicia. Desde el mes de marzo que nos vienen suspendiendo la audiencia, o porque falta él sino su abogado. Con estas maniobras pasa el tiempo y no tenemos justicia para nuestro hijo", indicó Cañupán.

EL HOMICIDIO

Hace dos años que la familia de Vázquez exige justicia y advierte que Néstor fue víctima de una interna sindical. El martes 18 de marzo de 2014 Néstor Vázquez, de 22 años, subdelegado de la UOCRA, apareció sin vida en la cancha del Club Roca. Su cuerpo estaba con dos tiros, uno en la cabeza y otro el pecho.

Su familia desde entonces denuncia que la muerte fue parte de una escalada de violencia en la interna sindical que se desató entre Luis Gortari y Raúl "Conejo" Silva, actual secretario general de UOCRA.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico