Por unanimidad, condenaron a Soto y Serrano por el homicidio de Copa

Por unanimidad, el tribunal que llevó a cabo el juicio contra Diego Serrano y Rodrigo Soto los declaró penalmente responsables como coautores de homicidio agravado, por el hecho que el 8 de diciembre del año pasado tuvo como víctima a Tamara Copa. Los jueces descartaron la teoría del error y el homicidio culposo. El martes que viene se discutirá la pena y hasta entonces Serrano continuará libre, a pesar de que le espera por los menos una condena de 10 años y 8 meses.

El veredicto de responsabilidad para Rodrigo Soto (25) y Diego Armando Serrano (28) se conoció ayer por la mañana, tal como lo anunció El Patagónico el fin de semana, y por unanimidad el tribunal que presidió la juez Gladys Olavarría, e integraron Miguel Ángel Caviglia y Daniela Alejandra Arcuri, resolvió declararlos coautores del delito de homicidio agravado en perjuicio de Anahí Tamara Copa (22), quien fuera asesinada a la 1:40 del 8 de diciembre mientras estaba acostada, alimentando a su bebé, y una bala atravesó la pared de su precaria vivienda del barrio Quirno Costa.
A esa determinación llegaron los jueces tras la deliberación, ocasión en la que descartaron la teoría del “aberratio ictus” (error en el golpe), como así también el “homicidio culposo” que fuera planteado por las respectivas defensas durante los alegatos, ya que afirmaron que los medios que utilizaron fueron ilícitos. Soto disparó el arma de fuego y Serrano tuvo el dominio del auto con el que se llegó al escenario criminal.

RECHAZO
Ayer, durante la lectura de la parte resolutiva de la sentencia, los jueces hicieron saber que fue rechazada la nulidad planteada sobre el secuestro del auto de Soto y todos los actos que se llevaron a cabo a partir del mismo. Al respecto, los jueces afirmaron que no quedó acreditado que existiera afectación de garantías constitucionales del imputado.
En sus breves fundamentos, los juzgadores mencionaron el resultado de la autopsia que acreditó la materialidad del hecho, informe en el cual se indicó que la muerte de Copa se produjo por shock hemorrágico irreversible producto de la lesión ocasionada con un arma de fuego.
En cuanto al móvil del crimen, no dudaron que fue producto de la enemistad previa entre la familia Nieves y los acusados, así como tampoco de la participación de ambos acusados en el mismo.
En cuanto al agravante que impone el artículo 41 bis del Código Penal por la utilización de arma de fuego, el tribunal consideró pertinente la aplicación porque advirtieron que “incrementó la violencia".
Con respecto a Serrano, consideraron que participó del plan previo al ataque armado y que co-dominó el homicidio junto a Soto. Por todo ello declararon en forma unánime a Soto y Serrano penalmente responsables del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, en calidad de coautores y el martes que viene, a las 11, se llevará a cabo el correspondiente juicio de cesura.
Allí, la fiscal general Camila Banfi solicitará que se imponga una pena de 15 años de prisión para ambos.
Hay que señalar además que Serrano llegó en libertad al juicio y a pesar de que ayer se declaró su responsabilidad penal y se incrementó con ello el peligro de fuga, no se solicitó la prisión preventiva. Por lo tanto, se mantendrá libre hasta la imposición de pena.
El homicidio de Tamara Copa se produjo cerca de la 1:40 del 8 de diciembre del año pasado, cuando una de las balas que iría dirigida a la casa de la familia Nieves atravesó la frágil pared de chapas de su dormitorio, le ingresó por la espalda y le salió por su pecho izquierdo. En el juicio se supo que su bebé fue rozado por la bala que le dejó una cicatriz en la ceja izquierda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico