Pozas será juzgado por el caso de la anciana a la que golpeó para robarle un televisor

Paulo Pozas será juzgado por el delito de robo simple en grado de tentativa. Así se resolvió durante la audiencia preliminar a la que fue sometido. En ese acto también se confirmó el mantenimiento de la prisión preventiva hasta la realización del debate. La Fiscalía pretende arribar a la condena de un año de prisión de cumplimiento efectivo.

La audiencia preliminar a la que fue sometido Paulo Adrián Pozas (22) se llevó a cabo en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidida por el juez penal, Martín Cosmaro, quien subrogó a su par Mariano Nicosia. En representación del Ministerio Público Fiscal actuó la funcionaria Natalia Gómez, mientras que el imputado fue asistido por la Defensa Pública.
En ese contexto las partes hicieron el ofrecimiento de las pruebas documentales y testimoniales que se ventilarán en el juicio oral y público al que será sometido, las cuales fueron admitidas por el juez previo al auto de apertura de elevación a juicio.
La medida de prisión preventiva que viene cumpliendo el imputado también fue tratada en la audiencia y allí la parte acusadora solicitó que la misma se mantenga en virtud de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación, los cuales no variaron desde que fue dictada esa medida cautelar.
La defensa se opuso a la continuidad de la prisión preventiva y tras escuchar ambos extremos el magistrado resolvió prorrogarla por otros 45 días, fecha en la que debería llevarse a cabo el debate.
La causa fue elevada a juicio para Pozas como autor del delito de robo simple en grado de tentativa y se debe conocer también que el acusado cuenta con antecedentes penales computables y se encontraba con libertad condicional cuando cometió el nuevo hecho por el cual será juzgado. Su condena fue por 3 años de prisión efectiva tras ser condenado por el delito de lesiones graves por arma blanca.

EL CASO
El caso por el cual será juzgado fue un violento robo contra una anciana. El delito fue cometido en horas de la madrugada del domingo 21 de agosto en el barrio Juan XXIII y tras ser imputado por el hecho el juez le otorgó al a Fiscalía el plazo de cinco días para presentar la acusación, algo que se realizó un tiempo récord.
De acuerdo a la imputación, el detenido rompió la puerta de la casa de la víctima, una mujer de 75 años, para ingresar.
En la vivienda se encontraba la anciana sin compañía y fue brutalmente golpeada para robarle un televisor. Por fortuna la policía lo detuvo en el patio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico