Practicaban tiro al blanco en el patio de su vivienda

Los ocupantes de una vivienda de Kilómetro 8 se habían acostumbrado a practicar tiro en el patio. Utilizaban la carrocería de un auto en desuso para hacer puntería. Denuncias anónimas derivaron en una rápida investigación que concluyó ayer con un allanamiento. Se secuestró un revólver calibre 32 y decenas de proyectiles.


Así, personal de la Brigada de Investigaciones sacó otra arma de circulación. Estaba en poder de los integrantes de una familia del barrio Don Bosco. Los ocupantes no contaban con ningún tipo de documentación para portar el arma de grueso calibre, explicaron fuentes oficiales.
Durante la jornada del martes los policías recibieron información anónima de que los miembros de una familia que reside sobre la calle Código 2431 tenían la costumbre de practicar tiro en el patio de su casa. Los estruendos se escuchaban en toda la cuadra y asustaban a los vecinos.
Entonces, los investigadores efectuaron una serie de averiguaciones y la fiscal Verona Dagotto solicitó la respectiva orden de requisa del mencionado domicilio. La misma fue autorizada por el juez penal Martín Cosmaro.
Efectivos de la Brigada junto a sus pares de la comisaría de Kilómetro 8 incautaron un revólver calibre 32 considerado de grueso calibre y decenas de proyectiles. Llamó la atención a los policías que los ocupantes de la casa hacían blanco contra la carrocería de un auto en desuso, el cual tenía numerosas aureolas producto de los balazos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico