Prades confirmó inminente tercerización del servicio de recolección de residuos

"Estamos pensando en un sistema de recolección con horarios como Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Rosario y, salvo que haya una situación que le signifique al municipio poder solucionar esto, no hay marcha atrás", sentenció el intendente de Caleta Olivia.

Caleta Olivia (agencia)

El intendente Facundo Prades dijo que pese a la protesta del gremio municipal "no hay marcha atrás" en la decisión de tercerizar el servicio de recolección de servicios urbanos en la ciudad y que en 45 días se hará el llamado a licitación para las empresas que quieran presentar ofertas.
"Esto nos permitirá exigir un servicio de excelencia", sostuvo el jefe comunal, quien también adelantó que se proyecta cambiar de lugar el vaciadero municipal y la planta de tratamiento hacia a un sector más alejado de la zona urbana.
El mandatario dejó en claro que la Municipalidad se ve impedida de realizar con normalidad la recolección de la basura domiciliaria debido a que no puede afrontar los costos operativos por su situación económica, pero también por continuas medidas de fuerza que lleva adelante el SOEMCO, las que tienen gran incidencia en el área de referencia.
Precisó que la tercerización viene concatenada con la recuperación y el saneamiento del predio que ocupa el actual basural (cercano al puerto Caleta Paula) que existe desde hace más de treinta años y con la instalación de un nuevo vaciadero a por lo menos 15 ó 20 kilómetros de la zona urbana.
En ese mismo contexto indicó que la iniciativa comenzó a ser evaluada a fines de 2016 y por ello se solicitó a una consultora privada que realizara un estudio de tres servicios diferenciados.
"El que tendrá que pagar el servicio de recolección es el municipio y de ahí en más ver cómo se vuelca (el costo) al vecino", sostuvo, precisando que "actualmente el contribuyente paga menos de 46 pesos por mes" y comparó esa tarifa con la que rige en Comodoro Rivadavia "donde la tasa es de 235 pesos mensuales".

LLAMADO A LICITACION
En otro pasaje de las declaraciones que formulara ayer a la FM San Jorge, el intendente anunció que "se llamará a licitación pública en 45 días" y esperaba "que algunos empresarios locales se animen a participar" porque esta también es una plaza importante para empresas de otras provincias.
Luego, refiriéndose a algunas críticas difundidas en el curso de los últimos días acerca de este tema, dijo que entendía "la mala fe y el acostumbramiento que tienen algunos medios y actores políticos a que antes todo se hacía de manera oscura o direccionada, pero ese no es nuestro caso".
Acerca de la opinión de los vecinos, estimó que "más de un 70 por ciento está a favor" y que la tercerización permitirá al municipio ocuparse de resolver otras cuestiones comunitarias porque los paros en el sector recolección indican que en los últimos doce meses solo se trabajaron dos.
"Nosotros estamos pensando en un sistema de recolección con horarios como Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Rosario y, salvo que haya una situación que le signifique al municipio poder solucionar esto, no hay marcha atrás", agregó.

SIN DESPIDOS
En cuanto al futuro de quienes se desempeñan en el sector de recolección, remarcó que el 90% de los trabajadores son de planta permanente y por ello "nadie va a perder su trabajo, todos van a seguir con la estabilidad laboral y seguirán siendo empleados municipales".
No obstante comentó que varios operarios ya han solicitado el pase de sector y al resto se le dará la posibilidad de sumarse a la futura empresa prestadora del servicio "como sucedió hace años con el transporte público de pasajeros cuando la sociedad del estado se disolvió y se transformó en un consorcio de cooperación".
Con ello desestimó los rumores de que quedarán cesantes, indicando que "son meras excusas, y están direccionados políticamente ya que empezaron a jugar la interna del gremio que este año tiene elecciones".
Para corroborar sus dichos destacó que "yo he aguantado con mi salud, prácticamente exponiendo mi vida para que todos sigan teniendo trabajo y mal o bien cobren su salario. Nadie ha dejado de cobrar un peso desde que asumí a pesar de que propios y extraños pedían la reducción de empleados".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico