Prades repudió al SOEMCO por el embargo de vehículos municipales

"No le están sacando los vehículos a esta gestión; se los están sacando a la comunidad de Caleta Olivia", dijo indignado el intendente Facundo Prades ante el avance de la instancia judicial instrumentada por el SOEMCO por la cual ya se trabó el embargo de al menos una decena de vehículos que pertenecen a la misma comuna.

Caleta Olivia (agencia)

Tal como diera a conocer El Patagónico en su edición del miércoles, el escándalo judicial e institucional deviene de una deuda que reclama el gremio conducido por Julián Carrizo por la retención de cuotas sindicales de sus afiliados, la cual comenzó a gestarse en los últimos meses de la gestión del ex intendente Fernando Cotillo (FpV) y se fue acumulando durante la de José Córdoba (FpV) que hace una semana finalizó su mandato, transfiriéndose el problema a la nueva gestión que encabeza Facundo Prades (UCR).
El monto reclamado oscila en los 5,6 millones de pesos pero se eleva a casi 8 por intereses y gastos de honorarios de los abogados que patrocinan al Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Caleta Olivia (SOEMCO).
Vale también recordar que el juicio civil instrumentado por la entidad gremial se inició hace algo más de dos años, no habiendo prosperado los recursos de amparo interpuestos por el Departamento Ejecutivo de la comuna y además la Cámara de Apelaciones de esa misma ciudad dio sentencia firme a lo resuelto en primera instancia.
En consecuencia, a principios de esta misma semana, es decir a escasos días de haber asumido Prades, ya estaban consumados los instrumentos legales ante el Registro de Propiedad del Automotor, por el cual se fueron "seleccionando" los vehículos pasibles de secuestro a favor del gremio.
Se sabe que en una primera instancia se incautarán por lo menos diez y luego se avanzará con otra tanda. Esa medida aún no se concretó, a pesar de que uno de los abogados del gremio, Ricardo Díaz, aseguró a El Patagónico que ya era un hecho.
Vale también señalar que en un primer momento, al iniciarse la demanda, el gremio procuraba cobrar la deuda embargando las cuentas de la comuna, pero no pudo concretar ello porque existe una ley que establece que las mismas son "inembargables", y por ello apuntó a bienes patrimoniales.

LE EMBARGAN HASTA
LA PERRERA MUNICIPAL
Ante esta crucial instancia, el intendente Prades expresó públicamente su "repudio" al SOEMCO y acusó a su secretario general, Julián Carrizo, de estar "poniendo palos en la rueda" desde el mismo momento en que él asumió funciones.
En tal sentido, se manifestó asombrado de que en los primeros 20 minutos de su gestión "se haya librado el mandamiento judicial de secuestro de unos 9 a 11 de los mejores móviles que tiene el municipio".
"Nos embargaron esos bienes muebles registrados, que son las camionetas necesarias para cumplir con la recolección de residuos; el mantenimiento de las líneas telefónicas; la perrera municipal y hasta para el transporte del Hogar del Niño", detalló.
Al mismo tiempo afirmó que ello mismo fue lo que demoró en dos días el inicio del plan "Limpiemos Caleta", ya que cuando se estaban alistando algunos móviles para realizarles reparaciones básicas en Comodoro Rivadavia, "aparecieron letrados del gremio con funcionarios judiciales informando del embargo".

A LA VISTA DE LOS VECINOS
Por otra parte, el intendente advirtió que si continúa esta medida judicial se entregarán los móviles al SOEMCO, pero ante la vista de todos los vecinos, precisamente en la plazoleta del Gorosito.
"Somos respetuosos de la Ley; por eso los vamos a entregar en un acto público, mostrándole y advirtiéndole a la ciudadanía quiénes son los responsables de que no podamos cumplir con el saneamiento ambiental, entre otras cosas", manifestó.
"A mí me duele cómo a todos los trabajadores municipales les están sacando una herramienta. Cada uno sabrá luego qué responsabilidad tiene en la situación del municipio y a quién le sumó votitos. Nosotros queremos revertir las cosas, pero ahora vienen por nuestros móviles".
Después calificó como "una traición" lo que hace el sindicato con la comuna y comparó esa maniobra con la indefensión que siente "una persona recién operada, a la cual es muy fácil correrle una carrera".
Finalmente reveló que "es el sindicato quien no quiere aceptar otra forma de pago que no sea con este embargo", dado que la gestión ejecutiva anterior (de Córdoba) le había ofrecido abonar la deuda con tierras fiscales", pero los dirigentes del SOEMCO no aceptaron esa propuesta ya que "solo querían los mejores móviles para ellos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico