Prat Gay presentó sus metas de inflación y su plan de ajuste fiscal

El ministro Alfonso Prat Gay afirmó que en 2015 hubo una inflación del 28 por ciento "pero los tres últimos meses del año estuvieron por encima de eso" y anunció sus metas de inflación para los próximos cuatro años.

El ministro de Hacienda brindó una conferencia de prensa en la que dijo que habrá "una serie de decisiones de reordenamiento del gasto" contra "el derroche en todos los ministerios", por el que culpó a "la herencia recibida". Ratificó la quita de subsidios a los servicios públicos y defendió los despidos masivos al afirmar que quiere un Estado "al que no le sobre la grasa de la militancia". Prat Gay también anunció que para 2016 aspira a lograr una inflación de entre 20 y 25 por ciento, con el objetivo de llegar al 5 por ciento en 2019.
"El Estado que ahoga no deja crecer", sentenció Prat Gay al defender las medidas de ajuste fiscal que planea para este año, por las que culpó a la "pesada herencia" del gobierno anterior. Dijo que buscará "ordenar algunos gastos que encontramos tremendamente desordenados", entre los que incluyó a lo que calificó como "ñoquis" estatales. "Encontramos un Estado lleno de militantes pero vacío de contenido", sostuvo el funcionario al replicar el discurso macrista sobre el empleo público y dijo que para "eliminar el derroche con el que se ha movido la administración anterior" buscará un Estado "al que no le sobre la grasa de la militancia".
También señaló como "parte de la herencia" los despidos producidos en empresas privadas porque -justificó- las empresas no toman este tipo de medidas "de un mes para otro". "Si llegaron a la decisión de despedir sus planteles, no es por lo que estamos haciendo nosotros", subrayó el ministro en conferencia de prensa.
Sostuvo además que se llevará adelante la anunciada quita de los subsidios a los servicios públicos como parte de las medidas para achicar el déficit fiscal, al que ubicó en torno al 6 por ciento del PBI. Dijo que en el segundo semestre habrá "una mejora por la inercia de lo bueno" y estimó que las medidas que se pondrán en marcha con el Programa Fiscal anunciado bajarán en un punto el déficit primario en 2016.
Sobre la inflación, Prat Gay afirmó que en 2015 hubo una inflación del 28 por ciento "pero los tres últimos meses del año estuvieron por encima de eso" y anunció sus metas de inflación para los próximos cuatro años. "El compromiso nuestro para el 2016 es que la inflación cierre en un rango de entre 20 y 25 por ciento", informó y anticipó que aspiran a que el índice esté entre 12 y 17 por ciento en 2017; entre 8 y 12 en 2018, y llegar a una inflación en torno al 5 por ciento anual en 2019.
El ministro dijo que de acuerdo a "mediciones internas", el salto inflacionario del último bimestre del 2015 ya fue "superado". "Estamos aterrizando hacia la primera quincena de enero en niveles de inflación más o menos parecidos a los que teníamos en setiembre y octubre", aseguró y sostuvo que "el precio de salir del cepo fue apenas una pequeña joroba de dos meses".

SOBRE LOS FONDOS BUITRE
El ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, sostuvo que la falta de un arreglo con los fondos buitre "ha sido tremendamente caro para la Argentina" y afirmó que la deuda que era de 2.943 millones de dólares en 2001 es hoy, tras la sentencia del juez Thomas Griesa, de 9.882 millones de dólares. Sobre el encuentro que mantiene el equipo económico con el mediador designado por la Justicia estadounidense y con los holdouts, dijo que "es una primera reunión introductoria" y que buscarán resolver el problema "lo más rápido y más justamente posible".
Prat Gay advirtió que la falta de un arreglo con los fondos buitre "ha sido tremendamente caro para la Argentina", al tiempo que señaló que no hay que esperar que de la reunión que se llevaba adelante en Nueva York durante su conferencia se arregle el pleito de manera inmediata. "No esperen que esté arreglado el pleito, ni una propuesta concreta de Argentina", dijo.
Al referirse al encuentro que encabeza el secretario de Finanzas, Luis Caputo, con los buitres, el ministro afirmó que éste permitirá al Gobierno "entender bien el estado de situación y la postura de quienes tienen ese fallo que esperemos tengan la responsabilidad de negociar en forma seria".
"Este Gobierno está dispuesto a pagar todas las facturas que reciba. Pero lo haremos con la verdad y poniendo foco en el futuro", aseguró el titular de Hacienda.
Precisó que el monto original de la deuda reclamada por los holdouts es de 2.943 millones de dolares, cifra que en la actualidad llega a 9.882 millones de dólares al sumar las demandas existentes en el juzgado de Thomas Griesa y los tenedores llamados "Me too". "Son 6.000 millones de dólares de desidia", opinó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico