Precios Transparentes: el aumento para pagos con tarjetas llega hasta un 70%

De acuerdo a la consultora, las rebajas por compras al contado se acentuaron durante la segunda semana de febrero, con respecto a los cinco días previos.

Las tarjetas de créditos cobran hasta un 70% para el financiamiento de compras en cuotas en las principales cadenas de venta de electrodomésticos, de acuerdo a un informe de la consultora Integra-Go.
En el caso de los plásticos emitidos por Visa, el costo de financiación en promedio ronda el 10% en operaciones de 6 pagos y del 17% para las 12 cuotas, mientras que en compras con 18 cuotas es del 46% y trepa al 63% para pagos en 24 cuotas. El porcentaje varía de una cadena a otra.
En el caso de American Express, el costo del financiamiento en 6 cuotas promedia el 9%; el 28% en compras en 12 cuotas; el 27% en 18 cuotas; y casi el 38% para operaciones en 24 cuotas.
En tanto, en las compras con MasterCard, el porcentaje de diferencia en el costo del producto sobre el precio al contado es del 10% en seis pagos; de casi 18% en 12 cuotas; del 46% en 18 pagos; y del 63% en compras a pagar en dos años.
Los usuarios de Tarjeta Naranja, por su parte, pagarán un 12% más por costo de financiación en compras de 6 cuotas; y un 22% en 12 cuotas.
Asimismo, los clientes de Cabal pagarán un 9% más por compras en 6 cuotas; casi un 15% por 12 pagos; un 46% en operaciones con 18 cuotas; y un 63% en promedio en 24 cuotas.
Los datos de IntegraGo surgen cuando aún persiste la confusión y el desconcierto de consumidores y comercios por la puesta en marcha del programa de Precios Transparentes.
De acuerdo a la consultora, las rebajas por compras al contado se acentuaron durante la segunda semana de febrero, con respecto a los cinco días previos. En televisores, se pasó de 8 a 10% en ese período; en telefonía celular del 5 al 8%; en televisores, de 9 al 10%. La excepción fueron los lavarropas, que cayó del 4 al 2%.
La nueva norma incluye la obligatoriedad para los comerciantes de separar el contado de la opción en cuotas. El objetivo del Gobierno es evitar que los intereses de financiamiento se trasladen a quienes pagan al contado y que también sean transparentes todos los costos involucrados en los pagos financiados con el fin de defender los derechos de los consumidores a acceder a la información. Lo cierto es que cada comercio lo implementa a su manera generando dudas entre los consumidores.

CONTROLAR
Por su parte, el titular de Consumidores Libres, Héctor Polino, defendió el programa Precios Transparentes pero destacó que debe controlarse su cumplimiento. Al mismo tiempo, resaltó que "quienes menos apoyan la iniciativa son los supermercados y las tiendas textiles".
En diálogo con ámbito.com Polino sostuvo que "en Argentina existe una cultura de remarcación por las dudas". "Esto se instaló en las estructuras de costos y hay que eliminarlo", añadió. "Los distintos eslabones de la cadena, desde la materia prima hasta la venta, deben tener una actitud responsable, donde tengan márgenes de rentabilidad razonables, para que el consumidor pueda pagar el precio justo y no como hoy, que nadie sabe el precio de un determinado artículo por las constantes remarcaciones que se efectúan", agregó.
Polino mencionó que "tiene que existir un cambio cultural de los privados. De lo contrario, se está incentivando el proceso inflacionario que vive el país y acentuando la recesión que padecen los sectores de la clase media y baja".
Tras cumplirse la primera semana de vigencia del plan cuyo objetivo es impulsar mayor transparencia en los precios y beneficiar al consumidor induciendo una baja en los pagos al contado, el exdiputado socialista dijo: "me parece bien que se transparenten los precios y que el consumidor sepa realmente cuál es el número de contado y cuál en cuotas". Sin embargo, aclaró que "ahora hay que ver cuál va a ser el comportamiento del sector empresario, de los bancos y del Gobierno (qué voluntad política pone en hacer cumplir la resolución y las leyes que están vigentes: del Consumidor, de Lealtad Comercial y de tarjetas de Crédito).
Finalmente, Polino recomendó que "el consumidor no debe comprar en aquellos comercios que exageran remarcando los precios. Si toma una actitud firme y responsable, los comercios van a tener que cambiar de modalidad, porque su objetivo es vender".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico