Precios Transparentes: los electrodomésticos se encarecen hasta un 40% con financiamiento

La diferencia de precios por pago de contado y con tarjeta de crédito Visa es de entre el 10% en seis cuotas y el 70% en 24 cuotas. Con American Express, es de entre el 9% y 38% mientras que con MasterCard el diferencial es de entre el 10% y el 70%. Tarjeta Naranja, en tanto, ofrece costo de financiación de entre 11% y 27%.

Los precios de los televisores, aires acondicionados, teléfonos celulares y lavarropas para compras con tarjetas de crédito en las principales cadenas de electrodomésticos se encarecieron hasta casi un 40% en promedio durante febrero con la puesta en marcha del programa Precios Transparentes, mientras que para pago al contado las rebajas llegan al 10%.
En el caso de los aires acondicionados, los precios se incrementaron un 10% para compras en seis cuotas fijas y un 38% en hasta 18 cuotas fijas, destacó en un informe la consultora especializada en tecnología IntegraGo. Al contado, ese importe se redujo un 8% en febrero, con respecto a un mes antes.
El precio de los lavarropas aumentó un 37% en promedio en compras con 18 cuotas y un 10% en 6 cuotas, mientras que en contado hubo una rebaja del 4%.
Los televisores fueron los que más se encarecieron durante ese período: un 39% en 18 cuotas y también un 10% en 6 pagos, mientras que al contado se registraron caídas promedio del 9%. El mismo escenario se registró en la categoría telefonía celular, aunque en contado la baja fue menor: 5%.
De acuerdo al promedio, las rebajas por compras al contado se acentuaron durante la segunda semana de febrero, con respecto a los cinco días previos. En televisores, se pasó de 8 a 10% en ese período; en telefonía celular del 5 al 8%; en televisores, de 9 al 10%. La excepción fueron los lavarropas, que cayó del 4 al 2%.
La diferencia de precios por pago de contado y con tarjeta de crédito Visa es de entre el 10% en seis cuotas y el 70% en 24 cuotas, aunque varía de acuerdo a la cadena donde se adquiera el producto. Con American Express, es de entre el 9% y 38% mientras que con MasterCard el diferencial es de entre el 10% y el 70%. Tarjeta Naranja, en tanto, ofrece costo de financiación de entre 11% y 27% y Cabal, de entre 9% y 70%.

MAS AL CONTADO
Al cumplirse ayer los primeros 7 días de vigencia del programa Precios Transparentes se superan progresivamente las confusiones iniciales, con una mayor inclinación de los consumidores por el pago al contado, que en el caso de una de las mayores redes de electrodomésticos alcanzó al 65% de las operaciones, según distintas fuentes del mercado consultadas por Télam y analistas.
Los consumidores optaron por aprovechar algunas rebajas en los precios al contado y ante el encarecimiento en las compras financiadas y el público optó por el contado efectivo o un pago con tarjeta de débito o crédito ante el mayor conocimiento sobre la magnitud de los costos financiados.
Por otra parte, el economista Eduardo Levy Yeyati, director de la consultora Elypsis, dijo que observó "un encarecimiento al que compra financiado y hay algunas rebajas al contado" en el marco de una "mayor transparencia", y consideró que "cuando los negocios encuentren dónde está la demanda, si venden menos, van a bajar el contado o encontrarán nuevas formas de financiamiento que no sean tan onerosas".
A criterio del economista, "se ha sobreinterpretado la medida. Lo que decían los funcionarios era lograr mayor transparencia para que el mercado ajustara precios en función de las diferentes demandas, algo que antes no hacía porque teníamos un precio para el contado y financiado y había un subsidio cruzado", indicó en diálogo con radio Mitre.
Según Elypsis, sobre una base de datos de 13.000 precios en 42 comercios, un 45% de los valores de contado bajaron 5,7% desde el 24 de enero, cuando se anunció la medida. Luego, un 18% registró subas de 5,5% en el mismo período.

EN SUPERMERCADOS
En tanto, fuentes del sector supermercadista indicaron a Télam que en los primeros días de vigencia de la medida de Precios transparentes el consumidor "se encuentra confuso", y "se asusta de los costos del financiamiento".
Opinan que los precios al contado "no bajaron tanto" y sólo lo hicieron en categorías como los electrodomésticos, como en el caso de los equipos de aire acondicionado que "bajaron sus precios" por la liquidación de fin de temporada.
"Los comestibles y bebidas de almacén no bajaron porque es la industria alimenticia la que sugiere los precios", dijeron las fuentes.
"Aún los clientes están algo confundidos. No saben cuánto se les cobra de manera financiada. Lo que el cliente percibe es que el contado no baja tanto, sólo en el rubro electro. Percibe que las compras financiadas aumentan 40%", indicaron.
"Creemos que en el corto plazo la situación se va a estabilizar, que el cliente se acostumbrará" a diferenciar precios al contado de los costos de los precios financiados. Estimamos que el sistema irá a una menor cantidad de cuotas porque el valor de financiación asustará menos", afirmaron.
Reconocieron que las cadenas de electrodomésticos manejaron mejor los etiquetados diferenciados y la explicación al consumidor, "porque tienen personal especializado, y en cambio en un supermercado el cliente encuentra la explicación recién cuando llega a la caja".
"Por un par de meses habrá retracción de los clientes en la compra en cuotas hasta que vean como se desempeñan", estimaron.
El vocero de cadena de supermercados consideró que el sistema fue aplicado correctamente y "por el momento el resultado todavía no es muy positivo", ya que es "una cuestión de tiempo para que los clientes entiendan cómo funciona la nueva modalidad".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico