Prefectura hundió buque chino que pescaba en mar argentino

Una embarcación que pescaba en forma ilegal a la altura de Puerto Madryn, dentro de las 200 millas de zona de explotación económica exclusiva nacional, fue hundido ayer cuando Prefectura Naval Argentina, tras reiteradas advertencias, le disparó "tiros a la proa" mientras huía. Luego rescató a los miembros de la tripulación. Se suma al incidente ocurrido el jueves también en aguas de Chubut cuando otro barco chino fue perseguido pero logró escapar.

La Prefectura Naval detectó ayer al buque Lu Yan Yuan Yu 010, de bandera china, cuando pescaba ilegalmente a la altura de Puerto Madryn, dentro de la Zona Económica Exclusiva Argentina.
El guardacostas GC- 28 "Prefecto Derbes" puso en funcionamiento el protocolo de disuasión para que cesara su marcha y pudiera ser abordado por la tripulación del guardacostas.
En primer término se efectuaron reiteradas llamadas por radiofrecuencia (en español y en inglés) y se realizaron señales sonoras y visuales para hacer contacto con la embarcación infractora. Sin embargo, el buque apagó sus luces de pesca e inició la huida en navegación hacia aguas internacionales, sin responder a los permanentes llamados por distintas frecuencias.
De esa manera se puso en funcionamiento el protocolo para la defensa de los recursos ictícolas y ante la negativa del buque para ser abordado, se efectuaron disparos intimidatorios que tampoco lograron detenerlo.
"Un barco de Prefectura le advierte, y empieza la huida", relató el prefecto mayor, Miguel Angel Reyes.
"Instantes después, el barco reduce la velocidad (parando la máquina) y tiró la marcha atrás para hacer chocar al buque nuestro, lo que en las 200 millas es una tragedia grande: dos barcos que se impactan", enfatizó.
Además, el sistema de monitoreo de la Prefectura detectó otros dos buques pesqueros en proximidad del Lu Yan Yuan Yu 010.
En distintas oportunidades, el buque infractor realizó maniobras tendientes a colisionar al guardacostas de la Prefectura poniendo en riesgo no solo la vida de su propia tripulación sino la del personal de la institución, por lo que se ordenó disparar a distintos sectores del buque logrando ocasionarle averías.
La marcha del buque chino se detuvo cuando este comenzó a hundirse por lo que su capitán y cuatro tripulantes abandonaron la nave y fueron rescatados por el personal de Prefectura. El resto de la tripulación del barco infractor fue rescatado por un buque de la misma nacionalidad, que pescaba legalmente en aguas internacionales.
En la causa interviene el Juzgado Federal de Primera Instancia de Rawson, a cargo de Hugo Ricardo Sastre, en conocimiento de la Cancillería, y del consulado de China.

ARRIBO E INVESTIGACION
"Dispararle a un buque es una medida absolutamente extrema porque podemos herir a sus tripulantes. Además, los tripulantes de cualquier buque no saben si están pescando en el medio del mar o en la costa de nuestro país. Esa información solo la tiene el capitán", manifestó Reyes.
El prefecto mayor aseguró que los tripulantes se encuentran en excelentes condiciones y que se espera que hoy arriben a Puerto Madryn para que presten declaración ante la justicia.
"El capitán del barco se encuentra comprometido judicialmente por no prestar atención a nuestras señales mediante la radio. En ningún momento se mostró dispuesto a cooperar por lo que se tuvo que hundir la nave y con esta acción puso en juego la vida de más de una decena de personas", afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico