Prefectura iniciará una investigación interna

En una conferencia de prensa que brindó ayer, el prefecto mayor José María Bustos no confirmó ni negó la versión que da cuenta de que a Osvaldo Soria se le había retirado temporalmente su arma reglamentaria luego de las denuncias de su ex pareja por violencia. "Todo es parte de una investigación" que se iniciará, aclaró. Y afirmó que desde Prefectura están a "total disposición de la justicia".
El prefecto indicó que existe un "protocolo" cuando se registra un hecho de violencia familiar que vincule a algún integrante de la fuerza. "Inmediatamente se le retira el armamento y se lo deriva al departamento de sanidad, a la parte del gabinete psicológico. Una vez que el gabinete considera que está en condiciones, se le devuelve el arma", detalló.
Bustos manifestó que todo el personal de prefectura tiene "estado policial" por lo que están autorizados para circular armados hasta inclusive cuando visten de civil.
A partir de estas situaciones que dan cuenta de antecedentes de violencia, Bustos indicó: "hemos iniciado las actuaciones internas para esclarecer todos estos hechos. Siempre que un hombre de la fuerza esté involucrado en un hecho policial se inician las acciones administrativas".
Según Bustos, el triple homicida tenía un "desempeño normal" como ayudante de segunda, como suboficial con una trayectoria de 20 años en la fuerza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico