Preocupa la caída de votantes en el mundo y el escaso acceso a la información electoral

En las observaciones generales de las últimas elecciones de su órbita, el especialista precisó que "mejoraron positivamente los marcos legales, el monitoreo de las finanzas partidarias y el intento de incluir un rango más extenso de votantes como las comunidades minoritarias".

El observador de procesos electorales, Steven Martin, de la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa (OCSE) que agrupa a 57 países- sostuvo ayer que hay una caída en la "participación de votantes en el mundo" y de cara a las elecciones en Estados Unidos en noviembre, dijo que hay preocupación por los "registros y la identificación de votantes".
Invitado por el espacio multisectorial "Argentina Elige" para un seminario sobre "reforma electoral centrada en el ciudadano", Martin, de 39 años, llegó a Buenos Aires y en una entrevista con Télam se refirió como observador de comicios alrededor del mundo a los impactos, las necesidades y los problemas actuales que enfrentan las democracias.
Desde la OSCE -con sede en Varsovia- envían misiones de observadores neutrales "para ayudar a los países a cumplir con sus compromisos y tener elecciones democráticas en virtud de principios como el voto secreto, accesibilidad de los votantes, justicia y acceso a los medios, considerando las normas internacionales y tomando en cuenta la legislación nacional", contó el enviado.
Y agregó: "Observamos el padrón, la preparación, los candidatos y tomamos un abordaje integral".
Pero una de las preocupaciones de esta oficina -que desde 1996 ha observado 320 procesos- es que "en algunos países está decreciendo la participación de los votantes, uno debe preguntarse por qué y si hay razones por las que la gente no vaya a votar", dijo Martin.
Y si bien esa caída depende "de cada país", el especialista analizó que "se centran en evaluar si los votantes pueden participar en el proceso electoral sin restricciones y si son capaces de expresar su voluntad".
"Para nosotros -agregó- es una preocupación que la gente no tenga información sobre el proceso, los candidatos y los partidos. Los votantes deben tener esos datos y en algunos lugares no es posible porque hay concentración de medios así como restricciones".
Con la transparencia como estandarte en sus misiones, Martin explicó que las conclusiones "cada país las puede aceptar o no, o usar como puntos de debate, pero la obligación está en las autoridades del país de seguir un seguimiento de nuestros hallazgos".
En las observaciones generales de las últimas elecciones de su órbita, el especialista precisó que "mejoraron positivamente los marcos legales, el monitoreo de las finanzas partidarias y el intento de incluir un rango más extenso de votantes como las comunidades minoritarias".
Y destacó que sigue siendo un problema "la carencia de acceso igualitario a los medios, las nominaciones de los candidatos para que puedan participar libremente y las restricciones al acceso a la observación que pone en riesgo el principio de transparencia".

CRISIS MIGRATORIA

Al mismo tiempo y con una crisis de migrantes en ascenso -hay más de 65,3 millones de personas desplazadas en el mundo, de las cuales 21,3 millones son refugiados y de ellos cerca de un millón llegó durante 2015 a Europa- Martin reparó en la movilidad de un escenario cambiante con las nuevas llegadas.
"Si a esos refugiados, en caso de que hayan sido inmigrantes, se les da el derecho de votar, hay que generar disposiciones para su participación. También hay distintos niveles de obligación hacia las comunidades minoritarias, como la producción de material e información en sus idiomas y la traducción de los debates", explicó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico