Preocupa la falta de fijación de cupo para el gas envasado

El Concejo Deliberante recibió ayer al referente de la empresa Surgas, dedicada a la comercialización del gas propano en Comodoro Rivadavia y que además distribuye la "garrafa social". De ese trabajo en procura de un diagnóstico de situación, surge la urgencia para que el Ministerio de Energía de la Nación fije el cupo para el consumo local. Hasta que ello no suceda, alertan que no está garantizado el gas envasado para la zona.

La primera resolución tomada en el marco de las dificultades en el abastecimiento del gas envasado fue la de gestionar ante los diputados y senadores nacionales por Chubut que trasladen la necesidad urgente a la Secretaría de Energía de Nación. Así lo informó Sirley García (FpV), referente de la comisión parlamentaria N° 5 (desarrollo económico, pyme y empleo) tras recibir a Hugo Meneghello, titular de Surgas.
Desde la distribuidora se confirmó que tras una inversión del orden de los 3.000.000 de pesos, la planta adquirió un nivel de automatización que permite la recarga de 600 garrafas por hora. La modernización del sistema elimina así las largas colas y esperas que se vivieron durante el último invierno en Comodoro Rivadavia, salvo por un dato crucial: no está garantizado el cupo y ya hay algunas dificultades para conseguir el gas propano que se necesita en esta ciudad.

FAMILIAS SIN RED
Sucede que la capital petrolera tiene unas 10.000 familias sin acceso a la red de gas, que por ende consumen el propano envasado. De ellas, unas 3.000 -según cifras de 2015- están contempladas para el subsidio de la "garrafa social". En ese contexto, durante el año pasado, se fijó un cupo de una tonelada mensual para destinar exclusivamente a la garrafa social y esta ciudad necesitó durante todo ese período unas 1.500 toneladas.
Mientras tanto, el gas propano que se distribuye localmente llega desde Mendoza, Neuquén y Bahía Blanca. Hasta hace unas semanas, ingresaban a esta ciudad un promedio de siete camiones por semana -cada uno con carga de 20 toneladas- aunque la semana pasada ya hubo inconvenientes y solo ingresaron dos camiones a la zona.
"Todavía no comenzó la etapa de mayor demanda, y todavía estamos equilibrados, pero si no tenemos cupo para exigir, no tenemos garantizado el suministro para esas familias", planteó la concejal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico