Preparan una "carpa petrolera" en el Obelisco si no hay acuerdo el lunes

Hoy los gremialistas estarán atentos a Baker Hughes, donde la empresa no dejaría entrar a los trabajadores. Quieren que San Antonio levante todos los telegramas de suspensión y tener la garantía de que las empresas pagarán el incremento salarial del 30%.

Los petroleros de base advirtieron sobre un paro para el martes desde las 0 y una carpa en el Obelisco, en Capital Federal. Así activarán el plan de lucha en el caso de que no haya acuerdo con la Cámara de Empresas de Operaciones Especiales (CEOPE) por el pago del aumento de sueldo y los telegramas que envió San Antonio Internacional.
El plenario de delegados ayer, en el pelotero del Sindicato de Petroleros Privados Chubut, contó con la presencia de Jorge Avila, secretario general del gremio.
El dirigente recordó que rechazaron primero el procedimiento preventivo de crisis y las ocho horas con reducción salarial y criticó a la agrupación de su ex ladero, Carlos Martínez.
"Si el lunes no se resuelve el levantamiento de las suspensiones de SAI, no se garantiza el salario ni de los días caídos, procederemos al paro general de actividad. Y vamos a hacer una carpa por la industria del petróleo en Buenos Aires", dijo Avila luego de concluir el encuentro donde dio su informe.

FRENTE ABIERTO
Un nuevo frente abierto está en Baker Hughes donde hoy no dejarían a los operarios entrar a trabajar. "Vamos a presentarnos con escribano, y si no los dejan entrar serán ellos los responsables del rompimiento de la paz social. Vamos a considerar eso para viajar a Buenos Aires", expresó. La compañía señala al gremio por la ruptura de la paz social.
Ayer hubo ocho empresas con retención de servicios, tal como estaba previsto por los delegados de hacer las medidas si no les pagaban el incremento salarial o los días caídos. La Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales es la más inflexible en ese sentido porque no quiere reconocer el incremento sin discutir productividad.
Los petroleros acordaron un incremento salarial del 30%, cuya primera cuota del 18% tenía que venir con el sueldo de julio. Avila describió que el sueldo promedio en la industria es de $35 mil y que hay operarios que rondan $22 mil. "Trabajamos los 365 días, pagamos Ganancias, tenemos la canasta más alta y siempre pagamos las tarifas altas", resaltó.
Los delegados más cercanos a "Loma" tildaron a los gritos como "traidores" cada vez que se hacía alusión, sin mencionarlo, al candidato de la lista Blanca para las próximas elecciones, Carlos Martínez. El referente de SAI es secretario de actas de la actual comisión directiva y lo cuestionan por no estar presente en las reuniones paritarias o los plenarios.
La otra empresa que el sindicato tiene en la mira es YPF, operadora integrante de la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH). El dirigente gremial subrayó que cuando la compañía cerró el presupuesto, que incluía el parque eólico en Manantiales Behr, le cuestionaron que no detalle cuánto dinero estaba destinado al petróleo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico