Preparan una manifestación en Comodoro

A 561 kilómetros de Comodoro Rivadavia se encuentra Sierra Grande, una pequeña ciudad con una rica historia minera de idas y vueltas. La localidad es paso obligado para aquellos conductores que recorren la Ruta Nacional Nº 3 desde Río Negro a Chubut, y sería el punto elegido para la instalación de una planta nuclear tras un acuerdo que el presidente Mauricio Macri firmó en su reciente visita por China.
Sabiendo esto, organizaciones sociales de esta ciudad ya se preparan para manifestar su repudio al proyecto. Será con una convocatoria que tendrá lugar en la plaza de la Escuela 83, el lunes 5 de junio, fecha en que cada año se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente.
"La idea, como todo lo importante, es que la gente salga a la calle porque esa es la fuerza de la sociedad civil", dijo Zulma Usqueda, integrante del Foro Social y Ambiental de la Patagonia (FASP) al confirmar la convocatoria para esa jornada.
"El acuerdo indudablemente no fue consultado con la gente; lo decidieron los Ejecutivos: el gobierno de Río Negro y Macri. Lamentablemente es algo que se ha dejado de usar en otros países. Entonces la idea es no solamente cuestionar las centrales nucleares, sino también la explotación de minas de uranio", consideró la referente social.
La convocatoria se realizará bajo el lema la "Marcha por la vida" y se espera que tenga una importante adhesión, teniendo en cuenta el rechazo que generó la posible instalación de lo que sería la quinta planta nuclear de Argentina, que se construiría en 2020, según anticipó en su cuenta de Twitter el gobernador rionegrino Alberto Weretilneck.
En este sentido, el gobernador Mario Das Neves ya manifestó su oposición al proyecto. El primer mandatario fue contundente al respecto: "desde ya me opongo por razones obvias y creo que va a ir creciendo la oposición a su instalación. Nosotros al uranio no lo vamos a sacar ni locos. Pasarán por arriba de nuestros cuerpos si quieren sacar el uranio de ahí porque eso sí que contamina y contamina mal", señaló, recordando que ese poblado es próximo a Península Valdés, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Además del Concejo Deliberante de Esquel y la Federación Empresaria de Chubut, quien también se opuso a la instalación de la planta fue el diputado provincial Manuel Pagliaroni, quien incluso instó al Poder Ejecutivo Provincial y a los legisladores nacionales por Chubut a que se manifiesten contrarios al proyecto del Gobierno nacional, una obra polémica que incluso contradice su interés por las energías renovables.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico