Presencia amenazante de individuos con palos en toma de edificio público

Tensos momentos se vivieron a hora temprana de ayer en Río Gallegos, sobre el acceso a la sede del Consejo de Educación que desde el jueves se encuentra tomada por docentes afiliados a ADOSAC, en repudio a los descuentos que sufrieron en los haberes de junio. Además de personal administrativo, cinco funcionarias del organismo no pudieron ingresar debido a la amenazante presencia de varios individuos, dos de los cuales sostenían palos de grandes dimensiones.

Caleta Olivia (agencia)
El gremio no precisó si los mismos eran afiliados, pero fuentes consultadas por El Patagónico indicaron que uno de ellos era Claudio Wasquin, docente y militante del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), quien en las elecciones generales de 2015 fue candidato a intendente de la capital provincial.
Dentro del edificio del Consejo Provincial de Educación (CPE), ubicado en la calle Mariano Moreno, aún permanecía la propia presidente del organismo, Cecilia Velázquez, aunque resultaba confuso saber si los manifestantes le impedían retirarse.
Ayer, alrededor de las 7 se hizo presente parte del personal administrativo y cinco directoras de áreas, Mónica Biott, Fabiana Alfonso, Olga Rizzi, Matilde Gallo y Mireya Totino, quienes "vieron impedido su ingreso por representantes gremiales", según se indica en el informe de prensa difundido por la cartera educativa.
De manera puntual, Totino dijo que "se nos apostaron distintas personas con palos en las manos diciendo que no podíamos ingresar y que esto era una cuestión política, así que nos tuvimos que retirar y hacer la exposición".
Por su parte, Rizzi relató que como directora de Educación Rural veía la necesidad de ingresar al CPE para "entregar la certificación de las cargas de gas de los zeppelines de las escuelas para que la empresa Surgas vuelva a poner la carga en las mismas" y si ese trámite administrativo no se hacía "los chicos tienen que volverse a las estancias".
Varias horas más tarde, referentes de ADOSAC difundieron otra fotografía de Waquin, mostrándolo cuando removía un brasero con un palo, a modo de desmentir las acusaciones de las funcionarias.

DAÑAN VEHICULO DE
OTRO FUNCIONARIO
Varias horas antes del suceso en la puerta del CPE, individuos desconocidos arrojaron una mezcla de pintura y ácido contra el auto particular (un Chevrolet Cruze) del vicepresidente del organismo, Ismael Enrique, el cual se hallaba estacionado frente a su domicilio.
El funcionario responsabilizó del atentado tanto a referentes de ADOSAC como del Partido Obrero y acudió una comisaría para presentar una denuncia.
Una de sus hijas dijo a la prensa que "lo más triste es que los que hacen estos hechos delictivos son docentes que están a cargo y conviven con niños".
Por su parte, en declaraciones formuladas a la emisora radial LU12, el secretario general de la filial capitalina de ADOSAC, Ezequiel Aloz, sostuvo que la titular del CPE, Cecilia Velázquez, asumía actitudes propias de una "quinceañera", mientras a media mañana permanecía dentro de la sede del organismo..
"Ella es quien debe dar el primer paso ya que estamos a sólo 5 metros de distancia" dijo el dirigente gremial, reprochándole además que "en lugar de sentarse a solucionar los problemas, prefiere hablar por teléfono con los medios locales y nacionales".
"Se porta como una quinceañera y así no es posible solucionar las cosas" sostuvo Aloz remarcando además que la estadía de Velázquez dentro del CPE es "una novela", en la cual representó "un escenario de victimización".

TOMAN OTRO EDIFICIO
También en la ciudad del Gorosito, en consonancia con sus pares de Río Gallegos, los docentes mantienen pacíficamente ocupadas desde la tarde del jueves las oficinas de la Dirección de Escuelas Regional Zona Norte.
A la protesta se sumaron referentes de la seccional Pico Truncado de la ADOSAC, quienes dialogaron con el titular del organismo, Alejandro Maidana, y hasta avanzada la tarde de ayer la toma se realizaba sin ningún tipo de incidentes.
Los manifestantes desplegaron algunas pancartas en el acceso al edificio ubicado en la avenida Eva Perón y en el interior entonaron cánticos al ritmo de bombos y redoblantes.
El Patagónico pudo constatar que no produjeron ningún tipo de desorden en las oficinas y que ningún docente se cubría la cara en el momento en que este medio tomó fotografías.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico