Presentan en Caleta Olivia una novela inspirada en crimen de asistente social

Una obra literaria elaborada bajo el género de novela inspirada en un dramático episodio que conmocionó a Caleta Olivia, cuando un psicópata asesinó a la asistente social Celia Vicari, fue presentada el fin de semana en el auditorio del Hospital Zonal de esta misma ciudad por la escritora Angelina Covalschi.

Caleta Olivia (agencia)
La novela se denomina "Domingo". Y si bien para respetar la narrativa que exige el género los personajes son ficticios -tal vez para que en la realidad no subsistan problemas legales-, toda la comunidad de esta ciudad tiene bien presente que "Cecilia" es Celia Vicari y "Fran" es Rubén Frankl, quien la mató a golpes y puñaladas.
Fue un domingo de abril de 2013, cuando ella acudió a la casa del enfermo mental para lavarle la ropa, cocinarle y suministrarle medicamentos como lo hacía desde hace muchos años.
Las cenizas de la asistente fueron arrojadas al mar en la costanera local, pero el fantasma de aquel horrible suceso volvió a aparecer hace pocos meses, cuando un juez de Río Gallegos -donde había sido derivado Frankl- dispuso que el mismo sea restituido a Caleta Olivia
Ello generó el repudio de cientos de vecinos, por lo cual esa directiva quedó en suspenso en tanto el magistrado se ocupó de lanzar fuertes advertencias a los medios de comunicación para que dejaran de hablar del tema, a modo de mordaza legal.
La presentación del libro concitó la presencia de gran cantidad de personas, entre ellas ex compañeras de Celia Vicari que se desempeñan en el Hospital Zonal, la senadora nacional María Ester Labado y numerosos allegados a la apreciada y recordada trabajadora social, quienes no pudieron ocultar su nostalgia y tristeza.

MENSAJE DE REFLEXION
Angelina Covalschi, quien reside en Rada Tilly y además es jefa del Taller Literario de la Unidad Académica Caleta Olivia de la UNPA, comentó que aquel hecho conmocionó no sólo a esta ciudad sino también a miles de personas en todo el mundo que conocieron el caso.
"Esta novela no sólo pretende reivindicar a esa mujer sino que también busca que se haga una reflexión sobre la importancia del rol de un trabajador social y sobre el peligro de algunos pacientes psiquiátricos que a veces medicados parecen acceder a la categoría de seres normales y en realidad pueden llegar a resultar una amenaza. En consecuencia -acotó-, la sociedad tiene que preparar lugares asistenciales que controlen estas situaciones".
Citó además que la obra literaria se nutrió con aportes de muchas personas y su contenido también incluye "un paneo general sobre la comunidad petrolera, nuestra historia y algunos lineamentos sobre la psicopatología".
Precisó que las personas informantes "fueron sus colegas de trabajo social, pero también hubo gente que formó parte de sus afectos y personas que estuvieron muy cerca en su vida cotidiana".
Por otro lado resaltó que la publicación de la novela contó con el patrocinio del Senado de la Nación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico