Presentaron un nuevo dinosaurio carnívoro encontrado en Neuquén

Si bien fue descubierto en el 2001, el Murusraptor barrosaensis, que medía unos 6,5 metros de longitud, fue presentado ayer oficialmente. Se trata de una nueva especie de dinosaurio de 80 millones de años de antigüedad.

Una nueva especie de dinosaurio carnívoro de 80 millones de años de antigüedad, hallado en Neuquén, fue presentado en el último número de la revista científica Plos One por los paleontólogos Rodolfo Coria (Conicet- Subsecretaría de Cultura de Neuquén) y Philip Currie (Universidad de Alberta, Canadá).

El ejemplar se encuentra en el Museo Carmen Funes, cuenta con la región posterior del cráneo, varias vértebras y costillas, huesos de la cadera y del miembro posterior y se hallan muy bien preservados, lo que permitió conocer muchos detalles inéditos de la anatomía ósea de este grupo de dinosaurios carnívoros de la Patagonia.

El dinosaurio fue bautizado con el nombre de "Murusraptor barrosaensis", una especie carnívora de 6 a 6,5 metros de longitud y emparentado con otro dinosaurio neuquino, el Megaraptor. Poseían brazos fuertes con garras con forma de hoz que podían infligir heridas letales a su presa, además de un cráneo más ligero, mandíbulas con dientes más pequeños, y huesos huecos, similares a los de las aves.

dino2.jpg

Coria, director del Museo Carmen Funes, explicó que los restos fueron descubiertos en el año 2001 en la Sierra Barrosa, ubicada unos 30 kilómetros al este de Plaza Huincul, durante una campaña realizada por investigadores del Museo Carmen Funes y la Universidad de Alberta (Canadá). "Uno de nuestros técnicos encontró algunos huesos sobre la pared de un zanjón, empezamos a excavarlo y al principio era bastante incómodo porque tuvimos que trabajar sobre una pared con los brazos extendidos", dijo.

dino4.JPG

Asimismo explicó que el nombre Murusraptor Barrosaensis significa el raptor de la pared que viene de la sierra barrosa "y lo pudimos hacer porque es una especie nueva de dinosaurio carnívoro que tiene algunos caracteres propios anatómicos, huesos, formas, estructuras que nos permiten proponer una especie nueva. La cavidad craneal está completa y es la única conocida entre los megaraptores, esto brinda una oportunidad única de buscar características de desarrollo neurológico en estos dinosaurios", agregó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico