Primavera de aventura en Bariloche

Cuando se comienzan a disipar las heladas, el cálido sol de primavera transforma a la ciudad en otra.

La ciudad cordillerana es la combinación ideal de aventura, naturaleza, descanso, nieve de primavera y sol, que te invitan a descubrir impresionantes paisajes.
Por su diversidad geográfica, a pocos kilómetros ofrece montañas, ríos, lagos, bosques ubicados en un paraíso natural, muy cerca de una ciudad con todos los servicios. En medio de la naturaleza ofrece todas las opciones de actividades tales como 4x4, buceo, cabalgatas, canyoning, escalada, kayak, mountain bike, parapente, pesca, rafting y trekking, entre otras tantas.
Además al ser una de las ciudades más importantes de la Patagonia su plaza hotelera y gastronómica se encuentra en constante desarrollo y crecimiento.
No es casual que Bariloche se haya convertido en el lugar ideal para los amantes del turismo aventura, ya que posee importantes antecedentes que la posicionan como un destino de naturaleza, deportes y actividades al aire libre. La variedad de paisajes y de actividades se suman a la significativa red de servicios turísticos de calidad que posee la ciudad y su entorno, y su oferta válida para todo tipo de público está presente todo el año.
Bariloche fue sede de numerosas carreras de aventura como las dos más importantes en su tipo: la estadounidense Discovery Channel Eco Challenge (1999) y la francesa Raid Gauloises (1995), transformándose en la primera ciudad en el mundo en albergar a este tipo de eventos deportivos. También fue escenario de otros eventos del país como el Eco Peugeot, Salomon Adventure Race, Cruce de los Andes, el Triatlón escape de la Isla Huemul, el Bariloche Classic Windsurf + Kitesurf, la Carrera de los 4 Refugios, el triatlón del Cerro Catedral, el Campeonato Patagónico de Enduro, Media Maratón Bariloche Llao Llao 21 K, y las primeras competencias de Argentina y Sudamérica de esquí de montaña como el Vertical Race y el Open Sudamericano.
En sus cercanías cuenta con la red de Refugios de Montaña más importante de Argentina que transformó a la ciudad en un icono del montañismo. Para dar soporte y acompañar el crecimiento de esta actividad nació en el año 1931 el Club Andino Bariloche; siendo por esto el club de montaña más antiguo de Latinoamérica.
Además es un lugar estratégico y referencial en el que se desarrollaron los primeros Congresos de Montañismo en la década del ´60, siendo por esto pioneros en los Cursos de Rescate y Medicina de Montaña del país y también de Sudamérica.
Entre las actividades más convocantes se encuentra el senderismo debido a que no tiene costo adicional. Ofrece circuitos de trekking y media docena de refugios de montaña con servicio de gastronomía y pernocte para quienes se animen a caminar por la cordillera contemplando sus increíbles paisajes. Los circuitos varían en cuanto a exigencia, pero para los principiantes y sin entrenamiento, un paseo accesible es visitar el Parque Municipal Llao Llao, un área natural protegida que tiene un sendero de escasa dificultad en medio de un bosque silvestre que forma parte del Circuito Chico. El circuito recorre la orilla del lago Moreno, accede al pequeño lago Escondido y por un camino alternativo se puede llegar a la costa del lago Nahuel Huapi en el área de playa de Villa Tacul.
El Club Andino Bariloche pone a disposición además una serie de circuitos de trekking que llegan a refugios de montaña. El más accesible es el refugio Emilio Frey, ubicado a 1.700 msnm detrás del centro de esquí del cerro Catedral. La oferta del club se completa con el refugio San Martín popularmente conocido como Jackob, refugio Italia Manfredo Segre (laguna Negra), Otto Meiling en el cerro Tronador y Neumeyer en el valle del Chalhuaco.
También Bariloche tiene senderos de trekking en el marco del programa Huella Andina que recorre la cordillera de Chubut, Río Negro y Neuquén.
Las actividades acuáticas están a la orden del día, una de ellas es el buceo. Ubicada a 8 km del centro, sobre el lago Nahuel Huapi, es una de las playas más concurridas de la zona y donde se llevan a cabo inmersiones de readaptación, cursos, bautismos y buceo para buzos con poca experiencia.
Por su parte, dentro del Circuito Chico, el Arroyo La Angostura es un canal que une dos de los más atractivos lagos de la zona, el lago Moreno y el lago Nahuel Huapi. Allí se bordea una pared a una profundidad promedio de 15 metros, para luego atravesar el arroyo y terminar en las aguas del Nahuel Huapi.
Cerca de allí, Villa Tacul es uno de los mejores sitios de buceo, dado que está conformado por una serie de bahías que, además de su belleza tanto fuera como dentro del agua, se encuentran protegidas contra el viento.
Para los más experimentados, se realiza buceo profundo en el lago Moreno. Las inmersiones se hacen con traje húmedo en verano. El resto del año es conveniente el uso de traje seco. De septiembre a mayo se pueden ver truchas arco iris, marrones, salmonadas, percas, puyenes y bagres aterciopelados. También se pueden observar langostas, cangrejos, caracoles y almejas de agua dulce.
Los que disfruten de la adrenalina y las alturas, el canopy propone otra manera de descubrir la naturaleza, y da la sensación de volar a través del bosque, contemplando asombrosos paisajes que serían imposibles de apreciar desde el suelo. La actividad dura poco más de 2 horas. Los participantes son provistos de todos los elementos de seguridad necesarios para realizar un vuelo confortable: casco, arnés pélvico profesional de montaña, mosquetones, cintas para anclaje, poleas de deslizamiento y guantes.
Asimismo, los escaladores disponen allí la zona en el cerro Catedral, que es una de las más grandes del continente. Enmarcadas en un paisaje excepcional, las agujas de un excelente granito rojo, con fisuras, placas y agujeros, hacen de sus torres un paraíso natural. El lugar se encuentra a 45 minutos de caminata desde la base del cerro.
Un clásico del deporte de aventura es el kayak, ideal para todos porque pueden participar personas de todas las edades. Se ofrecen paseos guiados de medio día, día completo o travesías de dos o más días de duración, y se realizan durante todo el año. En compañía de un guía especializado, se puede explorar una gran diversidad de lagos: Nahuel Huapi, Moreno, Gutiérrez, Mascardi, Los Moscos, Hess, Fonk, Roca, Guillelmo y Steffen, entre otros.
El kitesurf, también llamado kite, kitesurfing, kiteboarding o kiteboard, es un deporte de navegación con tracción del viento y el lago Nahuel Huapi es uno de los mejores sitios de la Argentina para realizar esta extraordinaria actividad, ya que el viento es parejo casi todos los días y las playas permiten una práctica segura.
Así como durante el invierno la montaña es el punto de encuentro para todos los esquiadores, en verano el Bike Park abre sus puertas a la aventura y la emoción, para que ciclistas de todo el mundo disfruten de una amplia variedad de circuitos con niveles de dificultad apropiados a cada etapa del aprendizaje.
Como si todas estas opciones no alcanzaran, también se puede surcar las nubes cordilleranas en un parapente biplaza, donde no hace falta experiencia previa ni entrenamiento físico alguno, solamente estar en buenas condiciones de salud y con ganas de volar. Además Bariloche cuenta con la posibilidad de practicar rafting con diferentes grados de dificultad, stand up paddle (SUP) sobre las cristalinas aguas de los lagos, 4x4, pesca y cabalgatas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico