Primera vez en Argentina: inauguraron las sesiones extraordinarias de la CIDH

El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, aseguró que la CIDH "cumple rol fundamental" debido a que "sus observaciones marcan un norte en materia de derechos humanos".

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA sesiona por primera vez en Argentina. Se trata de una reunión convocada por la CIDH para celebrar el 162 Periodo Extraordinario de Sesiones y habrá un amplio listado de audiencias públicas que se desarrollarán en el Hotel Sheraton de esta capital.
En este marco, el ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró que la CIDH "cumple rol fundamental" debido a que "sus observaciones marcan un norte en materia de derechos humanos".
"Debemos caminar hacia una sociedad donde todos podamos disentir pero en un marco de respeto y democracia. Nunca más un Estado puede violar los derechos humanos", dijo el funcionario.
"Nuestra región sin tener guerras tiene alto número de muertes violentas, alto índice de pobreza", señaló el ministro.
La agenda de las audiencias públicas previstas para la CIDH en la reunión de esta semana en Buenos Aires incluye el caso de la independencia judicial en Brasil.
Mañana, está previsto que hablen sobre esa cuestión referentes de la agrupación Jueces para la Democracia (AJD), la Fundación para el Debido Proceso, Articulación, Justicia y Derechos Humanos (JusDh) y referentes del Instituto Brasileiro de Ciencias Criminales, entre otros.
A la vez, en el resto de las jornadas de debate está previsto el análisis de la situación de los derechos humanos en Venezuela.
La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.
La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la OEA.
"Más allá de nuestras diferencias, que son muchas, que los derechos humanos sean un derecho de todos", sostuvo el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, en la apertura de las sesiones ante referentes del Gobierno, organizaciones de la sociedad civil (OSC), diplomáticos de toda la región y autoridades de la CIDH.
Garavano también pidió que, en la defensa de los derechos humanos, "haya política de Estado, más allá de los matices" de cada gestión.
El funcionario destacó el compromiso del Gobierno argentino en la materia, dijo que las recomendaciones de la CIDH "marcan estándares internacionales" que el país debe tratar de cumplir y recordó que nuestra región está entre las más violentas del mundo, con enormes cifras de detenidos y altos índices de pobreza.
A su turno el secretario de Relaciones Exteriores de la Nación, Pedro Villagra Delgado, recordó el papel clave de la CIDH cuando, en plena dictadura cívico-militar, realizó en 1979 una visita en la que constató la existencia de "desapariciones forzadas de personas" en el país y lo contó al mundo. "Dejaron una huella indeleble en nuestra recuperación democrática", aseguró el funcionario.

MONITOREO DE DERECHOS HUMANOS

Por su parte, el presidente de la CIDH, Francisco Eguiguren, agradeció al Estado argentino por la invitación, que implica que el país corre con los gastos completos de este período de sesiones extraordinarias de la comisión fuera de su sede de Washington.
Además explicó que si bien no se tratará ningún tema vinculado a la Argentina en esta sesión, el equipo de la CIDH mantuvo reuniones con OSC y funcionarios argentinos como parte de un "monitoreo" sobre la situación de los derechos humanos en el país para "cuando llegue la oportunidad" de analizarla, lo que podría ocurrir en el próximo período de sesiones del organismo, que tendrá lugar en Perú en julio.
En cambio, los temas que se abordarán esta vez están relacionados con problemáticas como "derechos humanos, encarcelamiento y políticas de drogas en Brasil; independencia judicial en Uruguay; protesta y derechos humanos en Paraguay; e institucionalidad de pueblos indígenas y afrodescendientes en Perú", entre otros, según fuentes de la CIDH.
"Parecen algo lejano, pero los derechos humanos son nuestros derechos", reflexionó Eguiguren. Además, en diálogo con Télam al término del encuentro, consideró importante poder sesionar en la Argentina ya que es una manera de que "los países visibilicen el trabajo de la comisión y hacer el tema de derechos humanos más presente" entre la gente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico