Prisión perpetua para el acusado de descuartizar a su tía en Ushuaia

Un hombre fue condenado ayer a prisión perpetua por haber asesinado a puñaladas y descuartizado a su tía, en enero de este año en una casa de la ciudad fueguina de Ushuaia, luego de que el tribunal que lo juzgó descartó que fuese “inimputable” como lo manifestó su defensa, debido a sus problemas de salud mental.
Se trata de Guillermo Daniel Díaz Guerra (38), quien fue hallado culpable del “homicidio agravado por alevosía” de Julia Mónica Guerra (58) y que seguirá alojado en el pabellón psiquiátrico del Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza.
En su fallo, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) de Ushuaia resolvió que el ahora condenado permanezca en dicha unidad “bajo tratamiento y hasta que los profesionales médicos ordenen que está apto para ser alojado en una cárcel común”.
Si bien los jueces Alejandro Pagano Zavalía, Maximiliano García Arpón y Rodolfo Bembihy Videla dieron por acreditados los problemas de salud mental que padece Díaz Guerra rechazaron el pedido del defensor oficial Gustavo Ariznabarreta de que fuese declarado “inimputable”, y por ende, absuelto.
En ese sentido, Ariznabarreta dijo a la prensa que una vez que se difundan los fundamentos de la sentencia el 7 de diciembre próximo, analizará si apela el fallo ante el Superior Tribunal de Justicia de Tierra del Fuego.
“Entendemos que la decisión (de los jueces) es contraria a la propuesta exhibida por esta parte. Para nosotros se trata de una persona enferma y rescatamos que seguirá siendo atendida y transitando una evolución de su enfermedad”, indicó el defensor.
La audiencia de ayer había comenzado con las “últimas palabras” del Díaz Guerra, quien por primera vez en todo el proceso judicial, decidió hablar.
“Me torturaron psicológicamente y este fue el resultado. Mi tía estaba mal de la cabeza. No era lo que se dice un ejemplo de mujer. Andaba en sectas junto a mi tío. Son personas que no son de confianza. Lobos disfrazados de cordero”, señaló el hombre y agregó que el crimen fue “en defensa de su madre y del resto de la familia”.
Por su parte, el fiscal de juicio Fernando Ballester Bidau había solicitado en su alegato que Díaz Guerra fuese condenado a prisión perpetua pero por el delito de “homicidio doblemente agravado por ensañamiento y alevosía, y por mediar violencia de género”, calificación que no fue compartida por el tribunal.
Para el fiscal, el ahora condenado degolló a su tía con un cuchillo, luego descuartizó el cuerpo en tres partes y lo dejó en el baño de la vivienda de la víctima, situada en la calle Las Águilas 1476, del barrio Andino, en la capital fueguina.
Sobre la salud mental de Díaz Guerra declararon durante el juicio una decena de psicólogos y psiquiatras que trataron al hombre en distintos momentos de su vida y que no lograron ponerse de acuerdo acerca de si es capaz o no de comprender la criminalidad de sus actos.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico