Procesan a Parrilli por el supuesto encubrimiento de Pérez Corradi

El juez es el mismo que ordenó intervenir los teléfonos de Parrilli, en el marco de esta causa iniciada por la legisladora porteña Graciela Ocaña, sobre si deliberadamente no se había capturado a Pérez Corradi, acusado de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, aunque ya fue liberado porque no se le pudo probar la acusación que fogoneó el macrismo.

El ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia Oscar Parrilli fue procesado ayer por el juez federal Ariel Lijo en la causa en la que se lo acusa de encubrir al detenido empresario farmacéutico Ibar Pérez Corradi mientras estuvo prófugo de la justicia.
El procesamiento fue dictado por el juez federal Ariel Lijo en la causa en la que se lo imputó en base a una investigación periodística que reveló tenía información sensible y precisa sobre el paradero del prófugo más buscado del país desde agosto de 2015.
"Es doblemente agravado por la calidad de funcionario y por la gravedad del hecho que se encubre", explicó Lijo y acotó que "el anteaño, dos fiscales le dieron intervención a la AFI para chequear una información que indicaba que Pérez Corradi estaba en Paraguay".
Al prestar declaración indagatoria ante el juez federal Ariel Lijo, Parrilli dijo que la detención fue "gracias a la investigación" que el anterior gobierno encaró sin dar detalles por cuestiones de seguridad.
Pérez Corradi está procesado por el tráfico ilegal de efedrina y fue investigado por ser el supuesto autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez.
Parrilli cuando declaró explicó que la misma información que la AFI manejaba sobre el paradero de Pérez Corradi es la que tenían los fiscales que investigaban las distintas causas.
Explicó además que el informe que él recibió en la AFI sobre el paradero de Pérez Corradi lo entregó a la Justicia aunque admitió que hubo una pequeña demora porque estaban verificando la información.
El juez Ariel Lijo es el mismo que ordenó intervenir los teléfonos de Parrilli, en el marco de esta causa iniciada por la legisladora porteña Graciela Ocaña, sobre si deliberadamente no se había capturado a Pérez Corradi, el acusado de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez.
De ahí surgieron luego las escuchas que dieron origen a otra denuncia contra la ex presidente Cristina Kirchner por sus diálogos con Parrilli sobre el supuesto "armando" de causas al ex espía Antonio Stiuso.

LAS ESCUCHAS
"Las escuchas son sobre una determinada persona, los interlocutores son fortuitos; el objetivo es obtener información sobre el hecho que se está investigando", dijo el magistrado. Aclaró que Parrilli estaba al tanto de las escuchas ya desde octubre, que se le entregaron copia de todos los CDS.
"Lo que pasó fue que se difundió un audio del expediente y eso es una irregularidad que puede constituir un delito", aclaró.
Para el juez las pruebas contra Parrilli son válidas ya que "las escuchas son una medida de prueba como cualquier otra" y agregó que "una vez que ingresan al expediente las pueden ver el fiscal y las propias partes".
En relación con la ex presidenta Cristina Fernández aclaró: "yo no tengo ninguna, no encontré ninguna" (relación de Cristina Fernández de Kirchner con el caso Pérez Corradi).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico