Procesan con prisión preventiva al líder de "El Otro Yo" y embargan sus bienes

La figura por la que fue procesado es la de "abuso sexual agravado por mediar acceso carnal y gravemente ultrajante, en concurso con corrupción de menores".

El cantante de la banda de rock "El Otro Yo", Cristian Aldana, continuará en prisión luego de haber sido procesado con prisión preventiva por un juez porteño, quien además dictó un embargo sobre sus bienes de 2.500.000 pesos, acusado de haber cometido siete casos de abuso sexual de adolescentes de entre 13 y 16 años, confirmaron ayer fuentes judiciales.
El procesamiento con prisión preventiva de Aldana por "abuso sexual agravado por mediar acceso carnal y gravemente ultrajante, en concurso con corrupción de menores", fue dictado por el juez de instrucción porteño Roberto Ponce, y la defensa del músico ya apeló la medida.
En tanto, la Cámara Nacional en lo Criminal, integrada por Juan Esteban Cicciaro y Carlos Alberto González, rechazó ayer un pedido de excarcelación que había sido presentado por la defensa de Aldana, quien está detenido desde el 22 de diciembre último tras una serie de denuncias por abuso sexual.
El juez Ponce había rechazado la excarcelación de Aldana y, por ese motivo, la defensa apeló y la decisión quedó en manos de la cámara, pero ayer por la tarde los camaristas coincidieron con el magistrado y ratificaron que el acusado deberá seguir detenido en el Unidad Penitenciaria de Marcos Paz.
Al rechazar el pedido de excarcelación, el juez Ponce había considerado que "no pueden obviarse las graves características de los hechos atribuidos al imputado, dado que sabiendo de su condición de ídolo musical de las víctimas y, en aprovechamiento de la adoración que éstas le dispensaban, como así también de su inmadurez sexual, las forzó a mantener relaciones sexuales con él en forma violenta e intempestiva, accediéndolas carnalmente por vía vaginal y anal, y a practicarle sexo oral".
"Además, por su influencia sobre las niñas, logró manipularlas para que participaran de orgías sexuales que organizaba con otras menores de edad, como así también las incitó a incorporar a otras niñas a dichas prácticas", señaló el juez Ponce en aquel momento.
La mayoría de las denuncias que recaen sobre el músico habían sido presentadas en mayo ante el juzgado por la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), cuando advirtieron la existencia de denuncias públicas realizadas por las víctimas en un perfil de la red social Facebook.
El primer caso denunciado contra Aldana fue el de Carolina, quien el 22 de abril se presentó ante la Agencia Territorial de Acceso a la Justicia (ATAJO) del barrio porteño de La Boca y contó lo que le había ocurrido.
Tras esa presentación, la joven había publicado en su perfil de Facebook: "Ya está realizada mi denuncia hacia mi ex pareja, a quien conocí­ a mis 13 años de edad, seguí­ viendo hasta mis 16 a escondidas y luego a los 17 durante un año conviví­­. Seguí­­ la relación hasta mis 19 y medio, donde finalizó".
"Sé que revivir estas atrocidades nos hace traer la herida a carne viva nuevamente, luego de quizás el trabajo más fuerte de nuestras vidas que es aceptar, llorar y limpiar de a poco todos los sentimientos de culpa, bronca, odio, tristeza, rencor, miedo, vergüenza", agregó.
Carolina explicó ayer en declaraciones periodísticas que durante los últimos meses fueron radicadas otras tres nuevas denuncias, que se suman a las siete que ya habían sido presentadas anteriormente en forma conjunta.
En relación a los relatos publicados por esas mujeres, Aldana negó las acusaciones a través de la página de la banda y dijo que "las mendacidades y falacias mencionadas no tienen asidero legal alguno" atento a que "jamás" cometió­ ninguno de los "aberrantes actos" mencionados.
El jueves se conoció un video en el que otras tres víctimas relataron los sometimientos sexuales que padecieron por parte del acusado.
Una de ellas dijo que el abuso se produjo cuando tenía 14 años, en su primera relación sexual y que fue obligada a participar por Aldana de una orgía.
Otra, también dijo que la violación ocurrió cuando tenía 14 años y que se produjo en una visita a su casa, luego de haber concurrido al colegio; y la tercera acusó a Aldana de haberle contagiado Hepatitis B durante una relación sexual cuando tenía 15 años.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico