Procuran recuperar casas usurpadas para ser entregadas con legitimidad

Poco más de veinte personas -en su mayoría mujeres- que vieron frustrado su anhelo de acceder a una casa de planes oficiales debido a las masivas usurpaciones que se registraron hace un año, protagonizaron durante dos días una virtual toma de las oficinas locales del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda reclamando por sus derechos.

Caleta Olivia (agencia)
La protesta se desactivó a media tarde de ayer con la llegada de dos funcionarios del organismo provincial, procedentes de Río Gallegos, tratándose de la directora general Roxana Inostroza y de un vocal, quienes atendieron los requerimientos de las demandantes en una extensa reunión que por momentos trasuntó en fuertes discusiones.
Lo insólito del caso es que el vocal se tomó la atribución de expulsar a reporteros gráficos bajo el insólito argumento que debía preservarse la privacidad de las personas que realizaban un reclamo, cuando en realidad ellas mismas habían convocado a medios periodísticos para que el caso tuviera difusión.
Al margen de ese imponderable, vale señalar que ya hay directivas de la justicia para que se proceda a intimar al desalojo a los ocupantes ilegales de varios centenares de viviendas, aunque por alguna razón las notificaciones que debe ejecutar la policía siguen demorándose, presumiéndose que las autoridades de la Unidad Regional Zona Norte no quieren verse envueltas en otra problemática social de orden humanitario.

AMBIGUA RESPUESTA
De acuerdo a los dichos de las mujeres reclamantes que hace muchos años iniciaron trámites de inscripción, los funcionarios del IDUV les informaron que llevarían adelante una actualización de los expedientes y que serán eliminadas de los listados o carpetas las familias que no esperaron su turno de adjudicación y optaron por las usurpaciones.
Estiman que a medida que se vaya recuperando viviendas de varios planes, en un número aproximado a las 300, éstas serán entregadas a quienes se mostraron respetuosos de los plazos.
Por otro lado los representantes del organismo provincial habrían cuestionado la decisión del actual intendente Facundo Prades de haber entregado a la ligera un grupo de 150 unidades del Programa Techo Digno construidas en inmediaciones del Parque Industrial, por el simple hecho de que se temía que las mismas también fueran ocupadas ilegalmente.
Pero respecto al grupo de casas tomadas irregularmente, de acuerdo a lo que comentaron las reclamantes, los referentes del IDUV les dijeron que iban a entrevistarse ayer mismo con el comisario general Dante Abboud, jefe de la Unidad Regional, para solicitarle que proceda a hacer cumplir las directivas emanadas de la Justicia.
Lo concreto es que las mujeres que ayer se retiraron de las precarias oficinas del organismo provincial, ubicadas en el barrio Gobernador Gregores, no lo hicieron del todo conformes y dejaron sentado que continuarán insistiendo con su demanda.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico