Productores contarán con una licencia automática para importar productos

El sistema contempla que unos 1.400 productos tendrán licencias no automáticas de importación, lo que representa el 12,4 por ciento de las posiciones arancelarias, lo que permitirá monitorear a los sectores sensibles y poner a resguardo las fuentes de trabajo.

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, defendió la decisión del Gobierno reemplazar las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importaciones (DJAI) por el nuevo Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI). Dijo que sólo se mantendrán las licencias no automáticas para unos 1.400 productos de sectores considerados "sensibles".
Con el nuevo Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI), que reemplaza las DJAI, "contribuimos a reactivar la producción, la industria y el comercio" lo que representa "el mejor camino para eliminar la pobreza, al generar más y mejores empleos", explicó Cabrera.
Cabrera rubricó la Resolución 5 del Ministerio de la Producción, publicada en el Boletín Oficial, en el que se destaca que a través del SIMI se busca además evitar demoras a distintos sectores productivos mediante "un procedimiento administrativo de la mayor sencillez y transparencia posible".
El sistema contempla que unos 1.400 productos tendrán licencias no automáticas de importación, lo que representa el 12,4 por ciento de las posiciones arancelarias, lo que permitirá monitorear a los sectores sensibles y poner a resguardo las fuentes de trabajo.
"La definición de las licencias no automáticas surgen del diálogo permanente que estamos llevando adelante con todos los sectores productivos desde el primer día de Gobierno", explicó, por su parte, el secretario de Industria, Martín Etchegoyen.
Las licencias no automáticas incluyen productos de sectores como automotriz y autopartes, motos, neumáticos, maquinarias de uso general, textiles, calzado, equipos eléctricos, maquinaria agrícola, electrónicos, juguetes, papel, plásticos, siderurgia, madera, muebles y productos químicos; entre otros sectores que reúnen unos 469.000 empleos directos. En tanto, el 87,6 por ciento se podrán importar con licencias automáticas que el SIMI.
Quedan exceptuadas las importaciones de mercaderías con franquicias de derechos y tributos, o provenientes del Area Aduanera Especial de la Isla Grande de la Tierra del Fuego. Del mismo modo, las mercaderías ingresadas bajo el régimen de Courier o de envíos postales quedarán exceptuadas del sistema de licencias, "sólo en los casos en que las mismas sean destinadas para uso o consumo particular del importador".
En tanto, el 87,6% restante de los productos, la mayoría de los cuales son insumos para la producción de las empresas argentinas, se podrán importar con licencias automáticas que el SIMI permite gestionar de manera ágil, simple y transparente.
En este contexto, el secretario de Comercio, Miguel Braun, señaló que estas Declaraciones Juradas "representaban una barrera arbitraria y poco transparente al comercio internacional".
"Lejos de resguardar al empleo argentino, contribuyeron al estancamiento de la inversión, el comercio y el empleo que sufrimos en los últimos cuatro años. Sólo es posible el desarrollo sostenible con reglas claras y previsibles", afirmó Braun.
Por su parte Cabrera afirmó que las DJAI "eran el cepo al empleo y la inversión", y ahora "con un sistema claro y previsible, estamos cuidando el empleo argentino e impulsando fuertemente tanto las nuevas inversiones como el desarrollo del intercambio comercial".
"Como dice el presidente Mauricio Macri, 'el mundo nos está esperando'", concluyó el ministro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico