Profesionales juzgados por la muerte de un operario brindaron sus testimonios

En el marco del juicio por la muerte del operario Daniel Ruiz, los imputados Raúl Alberto Palacios (66) y Leonardo Morales (39), utilizaron su derecho a prestar declaración. Para el próximo lunes, fue programada la etapa de lectura de pruebas y alegatos finales.

El ingeniero Raúl Palacios y el licenciado en Seguridad e Higiene Leonardo Morales son juzgados por la muerte de Daniel Ruiz, ocurrida en octubre de 2012. Producto del fuerte viento en el yacimiento petrolero, un trailer que no estaba anclado a tierra se soltó y aplastó al operario.

El testimonio del acusado Palacios se inició explicando que su función en la empresa de servicios petroleros Manpetrol, era la planificación de los trabajos, con la operadora Pan American Energy (P.A.E).

En otro orden, confirmó que el tráiler sobre ruedas, había llegado al sector unos días antes del incidente. Al no encontrarse, el supervisor que debía recibirlo, resolvieron dejarlo a un costado, de la base en construcción.

En tanto, sostuvo que el viernes 26 de octubre del 2012, a las 14 horas, se resolvió suspender todas las operaciones, a raíz de los fuertes vientos registrados en la zona.

En ese contexto, para el ingeniero, Ruiz y el chofer del camión no tenían que ingresar a esa base. Tampoco podían cargar las maderas en la caja del camión, porque esos rezagos eran propiedad de P.A.E. Asimismo, aseguro quó no había dispuesto ninguna directiva a los operarios, respecto a ese tema.

Por último, indicó que "en cuarenta años de trabajo en yacimientos, nunca se voló un tráiler, es algo innatural, nunca se da, se dio esta vez".

Por su parte, Morales, explicó sus funciones como asesor de seguridad y las capacitaciones vinculadas a evaluación de riesgos en el trabajo, y las medidas preventivas que se deben tomar.

Asimismo indicó que al no contar con más espacio para estacionar equipos, en la base "tanques", habían decidido que algunos camiones, fueron ubicados en la base que estaba bajo tareas de acondicionamiento.

OTROS TESTIMONIOS

El supervisor de la víctima, manifestó ante el tribunal, que Ruiz le había solicitado autorización para llevarse maderas de rezago. Su intención era utilizarlas para las tareas de albañilería, en la construcción de su vivienda. A su vez, el revisor, pidió permiso a un jefe de Línea, para realizar la recolección de esos elementos.

En este sentido, el jefe de Línea, también atestiguó ante el juez, confirmando esta versión de los hechos.

En este orden se supo, que el camión Mercedes Benz, debía viajar ese día a Comodoro Rivadavia, a los fines de ser revisado en un servicio mecánico. Antes de ese destino, Ruiz y el chofer, ingresaron a la ex base Skanka.

Otros testigos, confirmaron que con la ayuda de una máquina retroexcavadora y de otros operarios, cargaron las maderas en la caja del camión. Cuando Ruiz se disponía a quitarse el mameluco, y continuar el trayecto fijado, el tráiler voló y aplastó su cuerpo.

Por último, se informó que el próximo lunes finalizará la etapa de producción de prueba y tendrán lugar los alegatos finales de las partes.

LOS HECHOS

Los hechos se registraron el 26 de octubre del 2012, aproximadamente a las 16:30. Ese día, Daniel Marcelo Ruiz, arribó a la ex base Skanka, ubicada en la Zona de Valle Hermoso, Distrito II.

A ese lugar, llegó a bordo de un camión Mercedes Benz, identificado como interno 6-026. El vehículo, era conducido por su compañero de trabajo. Ruiz, se ubicó en el asiento del acompañante. Ambos se desempeñaban como empleados de la empresa ManPetrol SA.

En la base petrolera estacionaron el camión. Permanecían a la espera de la camioneta Traffic, que los trasladaría, hasta Comodoro Rivadavia.

En ese contexto, Ruiz descendió del camión. Su intención era a quitarse el mameluco. Los intensos vientos, registrados ese día, provocaron que se volara su casco protector.

El elemento de seguridad quedó ubicado en inmediaciones de un trailler, que se encontraba a pocos metros de distancia, del camión.

Una ráfaga de viento, tipo torbellino, levantó el tráiler y quedó volcado sobre uno de sus laterales. En ese sector estaba Daniel Ruiz buscando su casco. Su cuerpo, quedó apisonado.

Fue auxiliado por sus compañeros de trabajo. Una ambulancia lo trasladó hasta el Hospital Regional. Falleció al día siguiente, tras sufrir un shock hipovolémico.

A criterio de la Fiscalía, las acciones negligentes realizadas por los imputados, provocaron el incumplimiento de la normativa prevista, en el la Ley 19.587, sobre seguridad e higiene en el trabajo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico