Proponen crear un programa que ayude a recuperar empresas cerradas

Luego del cierre de Guilford en Comodoro Rivadavia, de la embotelladora de Pepsi en Trelew y de la planta de Cerámicas San Lorenzo en Puerto Madryn, a través de la Legislatura provincial pretenden crear un Programa de Promoción y Fortalecimiento de Unidades Productivas autogestionadas por sus trabajadores.

La iniciativa es impulsada por la diputada del PJ-FpV, Gabriela Dufour, quien hoy, en la sesión de la Legislatura provincial, presentará un proyecto de ley que tiene como objetivo crear un programa para mantener y generar puestos de trabajo a través de unidades productivas autogestionadas.
El proyecto incluye a las firmas que provienen de procesos de recuperación de empresas y las generadas directamente por iniciativa de trabajadores que fueran victimas de procesos de despidos, cualquiera sea la modalidad de asociación elegida por ellos para llevar adelante la unidad productiva.
Quienes quieran participar del programa deberían inscribirse previamente en el Registro de Unidades Productivas Autogestionadas por los Trabajadores que implementará la Subsecretaria de Asociativismo y Economía Social.
Así, los trabajadores podrían recibir una ayuda económica individual, cuyo monto sería equivalente al establecido para el salario mínimo, vital y móvil, y se abonaría mensualmente durante un período máximo de doce meses.
El proyecto establece que además se podrían recibir dos tipos de ayuda: la denominada Línea I para financiar reparaciones, compra de materias primas, insumos o consolidación de la unidad productiva en el mercado por un período de nueve meses. Y la línea II para financiar el proyecto de inversión con destino a capital de trabajo, equipamiento, instalaciones e infraestructura por un período de 12 meses.
Para recibir alguno de estos dos beneficios, los interesados tendrían que participar de la línea de apoyo técnico para mejorar la capacidad, la productividad y competitividad de las unidades productivas previstas, y que las mismas indiquen su factibilidad.

EXHIMICION DE IMPUESTOS Y EXPROPIACION DE BIENES

El programa sería llevado adelante por la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, luego de la firma de un Acuerdo Marco con el Gobierno provincial. En el convenio se establecerían las condiciones de asistencia, la modalidad y los fondos que se destinarían al programa.
Tendrían prioridad para la participación en el programa, las unidades productivas cuyos titulares hayan despedido al personal, entrado en un proceso de quiebra y los que hayan manifestado su intención de cierre definitivo. En todos los casos sería necesario que los trabajadores hubieran constituido alguna de las formas societarias o cooperativas que permitirían mantener y generar los puestos de trabajo perdidos por la decisión empresaria.
Para poder llevar adelante el programa, el Poder Ejecutivo debería crear un fondo con carácter excepcional y extraordinario, de 10 millones de dólares. El dinero estaría destinado al pago de indemnizaciones de las unidades productivas a expropiar, con el fin del sostenimiento de la paz social y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico