Proponen un sábado de relajación con yoga chino

La profesora del Instituto Pa-Kua de Comodoro Rivadavia, Natalia Ponti, invita a toda la comunidad a participar de la clase de yoga chino que se realizará hoy en la plaza Soberanía. La actividad, que comenzará a las 15, busca incentivar a las familias comodorenses a pasar un momento agradable en compañía de una disciplina milenaria. Es abierto para todo público y no requiere de inscripción.

Desde hace aproximadamente un año, los alumnos del Instituto Pa–Kua "Liga Sudamericana" de Comodoro Rivadavia realizan diferentes actividades gratuitas en diferentes espacios abiertos de esta ciudad. La iniciativa busca informar a los comodorenses sobre las propuestas que ofrece el establecimiento y, a la vez, apropiarse de los sectores para que la familia pueda pasar un momento diferente.
La gran cantidad de público que se interesó en las propuestas posibilitó que las actividades se trasladaran hacia las costas de Rada Tilly, donde cada domingo decenas de participantes aprenden el arte de relajación que dictan los profesores.
Continuando con la iniciativa, la profesora de yoga chino, Natalia Ponti, ofrece pasar la tarde en la plaza Soberanía aprendiendo del ejercicio milenario de la cultura oriental. La invitación se concretará todos los sábados de verano, de 15 a 18, mientras las condiciones climáticas favorezcan a la actividad, sino se reprogramará para los domingos.
"La idea es sacarle el prejuicio de las plazas que solo sirven para juntarse a tomar. Lo que queremos hacer es que la gente recupere los espacios que le pertenecen", sostuvo Ponti.
El proyecto está programado para que se realice en todas las plazas de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly. "Queremos llegar a la mayor cantidad de barrios posibles para que todos puedan asistir a nuestra propuesta", explicó.
La invitación es abierta a todo público y los interesados no tendrán que pagar inscripción ni ningún tipo de arancel. Además, durante la jornada se presentarán diferentes bandas locales para ambientar la ocasión.
MODOS DE VIDA
Natalia Ponti estudia yoga chino hace más de dos años y continúa perfeccionándose a través de una maestría cursada en el Instituto Pa- Ku. "Comencé esta disciplina para combatir el estrés, la ansiedad y principalmente para bajar un cambio en mi vida", señala.
"El yoga te permite llevar adelante un tipo de vida diferente en lo que respecta a esta ciudad. Vivimos en una ciudad marcada por el materialismo, donde no tenemos tiempo para nosotros mismos. Con el tiempo aprendí a combatir este modo de vida sin la necesidad de unirme a ella", agregó.
Ponti asegura que las personas que aprenden esta disciplina es muy difícil que la dejen de practicar porque ofrece un estado de paz y tranquilidad que "nunca han experimentado".
Asimismo, asegura que tiene grandes expectativas por este nuevo proyecto e informa que el único requisito para estar presente el sábado por la tarde es "llevar ropa cómoda, una manta para hacer ejercicio y buena onda".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico