Provincia quiere reposicionar al puerto de Madryn en los primeros planos nacionales

La búsqueda de ubicar al puerto de Madryn como una de las terminales mejor posicionadas de Argentina y como la puerta de "gran salida" de los productos de la Patagonia hacia el resto del mundo, fueron planteados como los objetivos primordiales de la presente gestión, durante la conferencia de prensa que brindaron ayer el ministro Coordinador de Gabinete, Víctor Cisterna, y el interventor de la Administración Portuaria, Osvaldo Sala.

Ambos funcionarios, acompañados por el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, mantuvieron ayer un contacto con la prensa en la sede de la Administración Portuaria, ubicada en el muelle Almirante Storni, en la ciudad de Puerto Madryn.
Ante la realización de una auditoría por el desvío de más de 30 millones de pesos para atender cuestiones vinculadas a Alpesca, que nada tienen que ver con las razones de funcionamiento de la administración portuaria, los dos funcionarios provinciales plantearon la necesidad de revertir la actual situación, que fue calificada como "desastrosa" por Sala.
El interventor del organismo que gestiona el puerto planteó, además de precisar que ese dinero fue cobrado por un solo proveedor, que el muelle tiene severas deficiencias en materia de infraestructura.
"Pero nuestro trabajo y hacia allí vamos a apuntar es reposicionarlo como uno de los principales puertos de nuestro país, puerta de salida para la producción de la región y también, por qué no, de la zona de la Pampa Húmeda", describieron.

PRODUCTOS DE LA PATAGONIA
Cisterna y Sala sostuvieron además que, pese a este estado de situación, el objetivo es posicionar a la terminal portuaria como la gran salida para los productos de la Patagonia y el resto del país, pero advirtieron que para ello se requiere una inversión que ronda entre los 250 y 300 millones de pesos que se deberá realizar a futuro.
Sala planteó como uno de los objetivos posicionar el puerto de Madryn como "uno de los más importantes del país, con la mayor parte de fresqueros, poteros y tangoneros, pero si logramos esto y no responde la estructura haríamos un papelón".
"Nuestro objetivo es que las plantas industriales trabajen tres turnos, no con subsidios", expresó Sala.
Cisterna remarcó que más allá de estas cuestiones difundidas, el objetivo es "recuperar el puerto y posicionarlo como uno de los más importantes de la región y el país" y confió que entre todos los actores involucrados "podamos tener el puerto con un estado de eficiencia al servicio del país y la Patagonia".
El ministro Coordinador sostuvo que la descripción del estado de la administración portuaria realizada por Sala "ratifica las razones que llevaron al gobierno a intervenir el organismo" y confió que la terminal portuaria madrynense está "llamada a ser la salida grande de la Patagonia y de sectores de la Pampa Húmeda, que muchas veces trabajan con puertos obsoletos y muy caros".
"No venimos a investigar ni buscar la cabeza de nadie, pero si en el transcurso de nuestro trabajo encontramos alguna irregularidad la vamos a denunciar", concluyó Cisterna.

UN PROVEEDOR BENEFICIADO
Sala confirmó que se llevará adelante una auditoría y, aunque no lo identificó, aseguró que quien se benefició con esos más de 30 millones de pesos fue un solo proveedor de Puerto Madryn.
Sala confesó ante los periodistas estar "sumamente sorprendido" en los pocos días que lleva al frente de la Administración Portuaria "porque he encontrado una anormalidad muy grande en la gestión que ha cesado".
Destacó que la auditoría servirá para "que queden en claro los números de lo que hay desde el día de hoy hacia atrás en la gestión administrativa del organismo".
Precisó además que los "puntos más vulnerables" son la estructura del muelle Almirante Storni "y en la parte referida al frío, que es clave y determinante pensando en la próxima temporada de langostino".
El interventor indicó que el día anterior a la finalización de la gestión de la administración pasada "se firmaron gastos vinculados a empresas privadas" y afirmó que "las facturas de menor valor son de 500 mil pesos por trabajos sobre los barcos y cuestiones sobre la planta industrial de Alpesca, con la que no tenemos nada que ver".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico