Prueba Chery Tiggo 5: todo crece siempre

La Chery Tiggo 5 es un nuevo producto dentro del extenso y competitivo segmento de los SUV.

En su exterior podemos encontrar varios detalles que sirven para reforzar la idea que está en otra categoría que la Tiggo 3; tenemos una mayor presencia de cromados, (con todas las ventanas enmarcadas por esta decoración brillante) como así también un detalle en la zona del zócalo, donde en el plástico negro podemos ver nuevamente una línea cromada con el nombre de la marca. También cuenta con unas llantas de 17” y doble salida de escape. En resumen, podemos decir que esta SUV tiene detalles más cuidados, algo que se agradece.
Puertas adentro también encontramos una evolución en el diseño y confecciones pero sin ningún punto sobresaliente. La calidad de los plásticos y ensambles son similares a los productos que tenemos en el Mercosur, aunque son superiores a los que vemos en otros modelos de la marca.
La habitabilidad es un punto a favor, 5 ocupantes viajan cómodos y el conductor goza de buen espacio y visibilidad, contando en esta versión con ajuste eléctrico de la butaca.
Chery siempre se destacó por ofrecer una buena cuota de equipamiento en sus vehículos, y esta no es la excepción. Lo primero que podemos notar es que a nuestra derecha tenemos la pantalla multimedia de 7”.
Otros elementos a destacar de esta versión son el aire acondicionado bi-zona, al igual que la apertura presencial de puertas y encendido de motor por botón.

MECANICA Y SEGURIDAD

Todas las Tiggo 5 tienen bajo el capó al motor 2.0L naftero de 138 CV y 182 Nm firmado por Acteco que envía su potencia exclusivamente al eje delantero. Sí, lamentablemente no está disponible ninguna versión con tracción 4x4. En la unidad que estamos manejando tenemos una caja del tipo CVT con 7 cambios prefijados, aunque también se ofrecen versiones con una caja manual de 5ta.
La Chery Tiggo 5 llega a la Argentina bajo 3 versiones: Confort Manual, Confort Automática y Luxury Automática, siendo esta última la que probamos.
En ciudad, la Chery Tiggo 5 se comporta muy bien. Cuenta con una configuración de suspensión amable, es confortable, está bien calibrada, sin vicios de cabeceo ni cosas raras.
Si apuramos el acelerador, la caja CVT hace un buen trabajo en la gestión de la potencia, aunque también hace notar el esfuerzo. Es un vehículo donde se nota el peso con respecto a la potencia, y es por eso que las reacciones no son de lo más destacadas. En este ámbito, manejando con buen tránsito, logramos un consumo de 11.5 L/100Km.
En ruta, a velocidades altas dobla correctamente y se mantiene firme en el asfalto. A nivel elasticidad se la nota lenta en el paso de 100 a 130 Km/h, es evidente que al motor le cuesta.
Chery ya tiene sus años en Argentina, y con productos como éste y con los que promete, parece que tiene para muchos más.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico