Prueba Chevrolet Tracker LTZ+ AWD

Incorporó nuevas tecnologías con el sistema OnStar y MyLink, además de su nuevo equipamiento de seguridad.

La Tracker tope de gama, LTZ + con caja automática de seis velocidades y tracción AWD (4×4) presenta un diseño es sobrio, con algunos detalles que pueden denotar que se trata de un vehículo con aptitudes para salir del asfalto. Las dimensiones de la Tracker están configuradas de la siguiente maneras: largo (4.248 mm), ancho (1.792 mm), alto (1.674 mm) y distancia entre ejes (2.555 mm). La renovación del modelo está disponible en seis atractivas opciones de colores: Luxo Blue Met (azul), Summit White (blanco), Baroque Red Met (rojo), Son of a Gun Gray Met (gris oscuro), Switchblade Silver (gris plata) y Black Meet Kettle (negro).

INTERIOR

Al abrir las puertas de la Tracker, nos encontramos con un interior luminoso y agradable, y a medida que el auto comenzaba a rodar también comprobamos su excelente insonorización que logra aislar los ruidos del motor, el rodamiento y los que se producen por la acción del viento.
Ya no presenta el polémico panel de instrumentos al estilo moto, con un único reloj. Ahora cuenta con uno más sobrio y tradicional pero sigue adeudando el indicador de temperatura de líquido refrigerante.
La nueva Tracker presenta en todas sus versiones el exclusivo sistema OnStar de Chevrolet que la marca estrenó en el nuevo Cruze. Es una asistencia las 24 horas, los 365 días del año, que con solo apretar un botón se accede a una amplia gama de servicios de seguridad, emergencia, conectividad, conserjería y diagnóstico en tiempo real. Además, resulta muy útil para recuperación del vehículo en caso de robo o hurto.

SEGURIDAD

La versión LTZ + que probamos en esta oportunidad reúne un completo equipamiento para anticiparse a la colisión tratando de evitarla y también para minimizar sus consecuencias y proteger lo más posible a sus ocupantes.
Dispone de Controles de Tracción y Estabilidad, además de la Distribución Electrónica de Fuerzas de Frenado en sociedad con el ABS, y Asistente para Arranque en Pendientes.
Los números marcan que acelera de 0 a 100 en 12,47 segundos.
Con respecto a los consumos, no está entre los modelos más austeros en ciudad. Nosotros lo comprobamos en el ámbito urbano, en ruta y a diferentes rangos de velocidad. En ruta a 100 km/h exhibió un consumo contendio marcando 7 l/100 km lo que permite una autonomía de 757 kilómetros, mientras que en el ámbito citadino la demanda de combustible se elevóa hasta los 11,9 l/100 km, lo que implica un reaprovisionamiento antes de los 440 kilómetros.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico