Prueba del Nuevo Volkswagen Polo Sedán

La marca recupera un nombre clásico de nuestro mercado, pero, ¿será el reemplazo del Bora?

MECANICA Y SEGURIDAD

El nuevo Volkswagen Polo Sedán se basa en la plataforma VAG A05, es decir la del Polo hatchback europeo, pero que ha sido estirada 412 mm para darle un baúl de 454 litros. Al frente de este modelo se sitúa la versión 16V del 1.6L que entrega 105 CV y 153 Nm a las ruedas delanteras vía una transmisión manual de 5 cambios o una automática con mando secuencial de 6 velocidades.
Respecto de la seguridad ofrece los obligatorios doble airbag y ABS, sumando anclajes ISOFIX y apoyacabezas más cinturón de tres puntos en la plaza central trasera. Estas medidas, sumadas al buen trabajo de la estructura le acaban de permitir alcanzar las 5 estrellas de protección de adultos y 3 para la de infantes en las pruebas de choque realizadas por Latin NCAP.
Puertas adentro nos encontramos con una cabina muy Volkswagen con el tablero que apunta ligeramente hacia el conductor.
El diseño del tablero -con pocos encastres- da sensación de solidez mientras que un despliegue de biseles en cromo suma interés a un ambiente donde el negro gobierna tiránicamente. Donde el nuevo Volkswagen Polo Sedan brilla en el espacio para las plazas traseras, bueno para hombros y cabezas de dos adultos y con suficiente despeje para que las piernas de una persona de 1,75 metros viaje muy cómoda detrás de otra de la misma altura.
COMPORTAMIENTO

El nuevo Volkswagen Polo es un auto confortable, con una regulación de suspensiones que se siente más indulgente que en los modelos del Mercosur. En ciudad se desplaza con facilidad y en ruta es silencioso gracias al correcto burleteado y a la acción de la 6ta larga. A 120 km/h de velocímetro (115 reales) la aguja del tacómetro marca 2.500 rpm y el consumo promedio se sitúa en unos destacables 6.1 L/100km o 16.4 Km/L.
En cuanto al consumo, resultó algo elevado en ciudad con 12 L/100 km (8.3 Km/L), pero muy bueno en ruta, al menos con la caja automática cuya 6ta larga también permite un viaje relajado, disfrutando el correcto sonido del estéreo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico