Prueba Fiat Mobi Way: la ciudad como destino

Dispone de un impulsor de 999 cm3 con 70 CV de potencia y una caja manual de 5 marchas.

Fiat presentó hace unos meses su nuevo modelo de entrada de gama, un city car del segmento A, fabricado en Brasil exclusivamente para el Mercosur, que llega para reemplazar al histórico y exitoso Uno. Estamos hablando del Mobi, uno auto más grande que el cinquecento pero más chico que el mencionado Uno y el Palio.
Ya se comercializa en el país con una sola motorización (999 cm3, 70 CV y 94 Nm), caja manual de cinco velocidades y tres opciones de equipamiento: Easy, Easy Pack Top y Way, la que probamos en esta oportunidad, con personalización y detalles de estilo Adventure que le confieren un look todo terreno.
Su silueta muestra proporciones equilibradas y compactas, transmite solidez y un sutil aire deportivo. Por su parte, las dimensiones fueron configuradas de la siguiente manera: 3.566 mm de largo, 1.633 mm de ancho, 1.505 de alto y una distancia entre ejes de 2.305 mm, estas medidas se traducen en unos 20 cm más corto que el Uno y 8 cm menos de distancia entre ejes.
Dentro del habitáculo se percibe una clara intención por mostrar un auto moderno, joven, funcional y tecnológico, con texturas alegres e inspirado en un público joven, pero quizá la elección de los materiales y las terminaciones podría mejorarse. Es que abundan los plásticos negros que por textura no resultan suaves al tacto.
El instrumental es bien visible y ofrece una buena lectura. Vale la pena destacar que cuenta con el sistema GSI, que es un indicador de cambio de marcha, con el objetivo de mejorar la eficiencia del vehículo y reducir el consumo de combustible.
En términos de error de velocímetro lo medimos a distintas velocidades, es así que registramos que para 80 km/h de velocidad la real era de 77 y así sucesivamente, para 100 km/h 96; para 120 km/h 115 y finalmente para 130 km/h fue de 124. El error promedio teniendo en cuenta las diferentes velocidades fue de 4%.
De serie proviene con aire acondicionado y dirección asistida, dos elementos básicos que prácticamente ya prácticamente traen todos los Cero Kilómetro que se comercializan en Argentina. Además, incorpora una computadora de a bordo con información valiosa para el conductor.
El Fiat Mobi incorpora los elementos que hasta el momento exige el acuerdo contemplado en la ley nacional de tránsito que obliga a incorporar sistema antibloqueo de frenos ABS, airbags frontales y anclajes ISOFIX para sillas de seguridad infantiles. Como agregado podemos destacar que incluye Distribución Electrónica de Frenado, pero más allá de eso, no adiciona mucho más.
El modelo trae cuatro cinturones inerciales de tres puntos (los delanteros pueden regularse en altura) y el del asiento trasero central es de tipo abdominal. Además, allí no presenta apoyacabezas.
Mobi lleva debajo de su capot un motor Fire, de 999 cm3, con un árbol de levas a la cabeza, 4 cilindros en línea, 8 válvulas e inyección electrónica multipunto. Un propulsor que por su volumen todavía cuesta introducir en el consumidor argentino, diametralmente opuesto a lo que sucede en Brasil.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico