Prueba nuevo Ka: el 0 Km más accesible de Ford

El nuevo Ford Ka es uno de los lanzamientos más esperados de 2016.

DISEÑO E INTERIOR

El nuevo Ford Ka está basado en la plataforma del Fiesta KD, y su espacio interior es aún más amplio que éste. Es tan sorpresivo el espacio interno, (donde entran 4 adultos altos de forma cómoda) que te hace pensar que te equivocaste de auto.
Desde afuera vemos como su diseño se aggiornó a la filosofía Kinetic Design, aunque sin llegar a las angulosas líneas del nuevo Fiesta.
El aspecto diferencial en el habitáculo es la inclusión del asiento de conductor regulable en altura y una computadora de abordo cuyas funciones se muestran en una pantalla ubicada en la parte superior de la consola central. Tanto en esta pantalla como en todos los botones del habitáculo encontramos una agradable retroiluminación celeste, que se destaca principalmente en las agujas del tablero y la perilla del volumen del sistema de audio. Un detalle muy bonito realmente, que habla del cuidado y el esmero que puso Ford para este interior.
Detrás del volante tenemos un tablero con las mencionadas agujas celestes luciéndose en el velocímetro central, con un pequeño tacómetro del lado izquierdo y otra aguja del lado derecho para señalar el nivel de combustible. El nuevo Ford Ka no tiene un indicador de temperatura del agua, que reemplaza directamente por una luz de emergencia que nos avisa si hay sobrecalentamiento.
MECANICA Y SEGURIDAD

La nueva generación del Ford Ka está impulsada por cuatro cilindros naftero de 1.499 cc. 16V, que entrega 105 CV a 6.000 rpm y un torque de 138 Nm a 4.500 rpm. Esta potencia es enviada a las ruedas delanteras (en el caso de esta versión, con llantas de 15") mediante una caja manual de 5 cambios. Este impulsor responde muy bien, pero eso es algo de lo que vamos a hablar en la sección de Comportamiento Dinámico.
En cuanto a seguridad, acá tenemos los motivos más fuertes para desembolsar un extra por la versión SEL: El Ford Ka es el vehículo 0 Km con Control de Estabilidad (ESP) y Control de Tracción más accesible del mercado, ítems invisibles pero de vital importancia para salvar la integridad de los ocupantes y del vehículo. Tan importante es, que será obligatorio en nuestro país a partir del 2018 para cualquier auto nuevo.

COMPORTAMIENTO

En la ciudad se muestra ágil y suficiente, su caja de 5 cambios tiene una primera bien corta que pide paso a segunda casi inmediatamente. El motor responde tan bien que pareciera que le queda grande. Pero más allá de sus buenas prestaciones, esta sensación se debe en gran parte al reducido peso del vehículo.
El andar es el esperable para su rodado, (de 15" en esta versión con llantas de aleación, y de 14" con llantas de chapa en versiones S y SE) es un vehículo chico con suspensión de configuración más bien endurecida, que deja sentir los empedrados y baches.
En ruta la tenida es buena, es un vehículo que se siente firme en las curvas y durante los sobrepasos, pero que se mostró algo sensible a los vientos laterales, algo que sin lugar a dudas se debe a su altura de 1.525 mm. A velocidades superiores a los 100 Km/h se hace presente el ruido aerodinámico, aunque vale decir que tanto el motor como el rodamiento permanecen bien aislados.
A 120 Km/h (115 según el GPS) el auto va a 3.100 rpm, un régimen bastante bajo, mientras que a 110 Km/h ya está en las 3.000 rpm, con un consumo promedio a esta velocidad de 6.7 L cada 100 Km., mientras que si llevamos la aguja celeste del velocímetro hasta los 130 Km/h (125 de GPS) el tacómetro se detiene en las 3.500 rpm., cifra propia de un motor más grande que el que tiene, esto es gracias a que la 5ta está muy bien relacionada, dejando trabajar al motor sin "enroscarse" de más.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico