Prueba: nuevo Volkswagen Polo 1.6 Comfortline Manual

Evaluamos al sedán compacto que llega importado desde la India y se posiciona entre Voyage y Vento.

El sitio especializado www.carsmagazine.com.ar evaluó la versión Comfortline Manual (5 velocidades), con motorización naftera 1.6 de 105 CV, que a diciembre de 2015 cotizaba a $244.728. La oferta del Nuevo Polo también incluye una versión Comfortline Automática (Tiptronic de 6 velocidades), con idéntica dotación de equipamiento y cuyo precio era de $258.942.

POR FUERA

En el frente se destaca la parrilla con tres franjas cromadas, ópticas de doble parábola con máscara oscurecida, faros antiniebla estilizados y una bagueta cromada en la grilla inferior.
Ya en la vista trasera sobresalen las grandes ópticas, cuyas luces de posición simulan ser de LED (por el diseño interno) pero en realidad son halógenas. Otros detalles son la bagueta cromada en la tapa del baúl y una similar en la parte baja del paragolpes, a la altura de los "ojos de gato". Cerca del "1.6" que identifica a la motorización se encuentra la cerradura del baúl, que sin embargo también puede abrirse mediante el clásico botón de destrabe, oculto a la altura del logo de Volkswagen.

POR DENTRO

En líneas generales, la calidad del Polo puertas adentro es correcta. Y aquí también ofrece algo más que un Voyage, pero sin llegar al nivel de un Vento. Los materiales son todos rígidos, aunque se aprecian bien terminados y encastrados. Además, se destacan una serie de sutiles apliques en gris símil titanio en las manijas de puertas, el volante, las salidas de ventilación y el selector de la caja.
El instrumental respeta el estilo clásico de Volkswagen, con clara y rápida lectura de la información. En este caso, con dos grandes cuadrantes analógicos para velocímetro y cuentavueltas, y un indicador digital (de buena escala) para el nivel de combustible. Navegando en el display digital central se accede a la información de la computadora de abordo, que resulta realmente muy completa, con nada menos que diez funciones/indicadores. Y allí también se incluye la información sobre la temperatura de agua del motor.

AL VOLANTE

Debajo del capot, el Nuevo Polo esconde un motor naftero de 4 cilindros, 16 válvulas y 105 CV a 5.250 rpm, con un torque máximo de 153 Nm a 3.750 rpm. Asociado a la caja manual de cinco velocidades, es un impulsor de buena respuesta en bajo y medio régimen, por lo que resulta ágil en el tránsito urbano. Sin embargo, le cuesta bastante más en alta, a la hora de las recuperaciones, debido a relaciones largas en 4ª y 5ª marcha que buscan reducir el consumo.
El consumo en ruta es realmente bajo: a 100 km/h constantes en 5ª marcha (el motor gira a 2.800 rpm), apenas llega 5,6 litros cada 100 kilómetros. Y trepa a 7,5 litros/100 km viajando a 130 km/h (en esa instancia, en 5ª a 3.600 rpm). En definitiva, modesta reacción en alto régimen, pero consumos contenidos.

EQUIPAMIENTO

A nivel seguridad, el Polo ofrece ganchos Isofix para sujeción de sillas infantiles (que incluyen el anclaje superior tipo "Latch"), cinco cinturones inerciales de tres puntos de fijación e igual número de apoyacabezas, y faros antiniebla delanteros. Y claro está, lo obligatorio por ley en Argentina desde el 1° de enero de 2014 en todos los 0 Km: frenos con sistema antibloqueo (ABS) y doble airbag frontal.
En confort, el Polo propone climatizador automático, control de velocidad crucero y un equipo de audio con CD-MP3, puerto USB, ranura SD y entrada auxiliar, además de conectividad bluetooth. Se trata de la radio ofrecida de serie, denominada RCD 320G. En cambio, la unidad que probamos estaba equipada con el sistema de audio RNS 315, que es opcional e incluye, como gran diferencial, navegador satelital (pero atención, porque en este caso no dispone de puerto USB).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico