Prueba Toyota Hilux DX Doble Cabina 4×4 M/T

La versión DX se encuentra equipada con un motor de 2.393 cm3, que eroga una potencia de 150 CV y un torque de 400 Nm. A su vez, cuenta con tracción en las cuatro ruedas. Un producto ideal para el trabajo diario en el campo o en actividades que requieren cargar mucho peso, trasladarse, remolcar y ofrecer seguridad en la marcha. Una pick up de pura raza, con capacidad offroad y buenas prestaciones también para la ruta.

La caja mide 1.550 mm de largo y 1.630 mm de ancho, disponiendo en su interior de ganchos de sujeción, contando además el portón trasero de cerradura.
Su interior no tiene grandes lujos, la plancha de tablero como es lógico no tiene apliques en simil aluminio, ni piano black sin embargo guarda la buena terminación y los encastres que caracterizan a los vehículos de la marca. El volante tiene regulación en altura y profundidad y es del tipo multifunción con controles de audio y de teléfono.
Las butacas son cómodas y el espacio interior tanto en las plazas delanteras como traseras mantienen las bondadosas medidas de su modelo más lujoso pudiendo viajar hasta 5 personas en su interior. El único faltante de relevancia, según nuestro criterio, es la ausencia de regulación de altura de la butaca del conductor. Los tapizados son agradables a la vista y son llamados de trabajo por lo que resulta más fácil su limpieza, teniendo en cuenta que es un vehículo de trabajo y muy utilizado en tareas de campo.
En términos de equipamiento si bien es básico podemos decir que es adecuado para el fin propuesto, contando con alzacristales eléctricos (solo con one touch para el descenso del cristal del conductor), espejos exteriores con regulación eléctrica y luz de giro incorporada, sistema de audio con CD, MP3 y Bluetooth® con manos libres y pantalla monocromática, audio con conexión USB y entrada auxiliar de audio, salida de 12v para conexión de accesorios. Para el futuro podría incluirse el navegador satelital y los sensores de estacionamiento traseros, muy útil cuando se maniobra con carga que tapa la luneta.
En seguridad, se lleva el máximo puntaje por la muy buena dotación de elementos como el sistema ABS con distribución electrónica de frenado (EBD), el asistente de frenado de emergencia (BA) y luces de frenado de emergencia que ante un panic stop se encienden las balizas. Completan el amplio equipamiento los airbags frontales para conductor y acompañante, airbag de rodilla para el conductor, anclajes ISOFIX para sujetar sillas de bebé, tres apoyacabezas en las plazas traseras, cinturones de seguridad delanteros de 3 puntos regulables en altura con pretensionador y limitador de fuerza, cinturones de seguridad traseros inerciales de 3 puntos y faros antinieblas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico