¿Pueden los tatuajes complicar la salud de tus ojos?

La alarma sonó cuando en los consultorios se detectó que muchos casos de "Uveítis" se daban en pacientes con tatuajes. Enteráte de qué se trata.

Por María Inés Menéndez Padrón, oftalmóloga especialista en inflamaciones oculares y encargada de la sección Uveitis del Hospital Italiano.



La uveítis es la inflamación de la úvea, una de las capas que forman el ojo. Este tejido contiene muchos vasos, es decir, está muy irrigado y por lo tanto cualquier elemento que circule en la sangre puede llegar allí.

Al mismo tiempo, las uveítis pueden tener varios orígenes (infeccioso, inmunológico , tumoral) y en muchos casos no se encuentra una causa. A esta última se la llama uveítis idiopática.

Ahora bien, ¿qué relación tiene este problema con los tatuajes? Los tatuajes contienen pigmento y también algunas sustancias que pueden generar inflamación como cualquier elemento extraño al organismo.

El organismo normalmente produce anticuerpos a elementos que desconoce como extraños y genera inflamación. Estos pacientes que han tenido uveítis han presentado una reacción inflamatoria en el área de la piel tatuada y al mismo tiempo inflamación ocular, la cual fue tratada con esteroides como las uveítis de origen inmunológico (autoinmune).

El área de la piel que se inflamó se presentó sobreelevada y con algunas molestias que aparecieron dentro de los 6 meses de haberse realizado el tatuaje. Es importante destacar que no es una reacción inmediata.

Por supuesto, antes de decidir un tratamiento lo ideal es realizar un laboratorio para descartar una causa infecciosa ya que el tratamiento se realiza con corticoides locales y en algunos casos en forma oral.

Por lo tanto, es importante tener en cuenta antes de realizarse un tatuaje varios puntos:

Tener conocimiento del tipo de pigmento y elementos que componen el tatuaje que se realizará.
Evitar realizarse el tatuaje si ha tenido previamente uveítis.
Tener en cuenta si es una persona alérgica o con reacciones a elementos del medio ambiente (ácaros, polen), ya que son más propensas a tener reacciones inflamatorias.
Por supuesto, ante una situación similar consultar con un especialista en uveítis para realizar el diagnóstico y tratamiento adecuados.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico